Honduras obtiene su puntuación más baja en el Índice de Percepción de Corrupción divulgado este martes

0 33

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Honduras obtuvo su puntuación más baja desde 2012 en el Índice de Percepción de Corrupción (IPC), divulgado este martes por Transparencia Internacional.

El informe, que clasifica 180 países y territorios según el nivel de percepción de la corrupción en el sector público, indica que los niveles de corrupción se encuentran estancados a nivel mundial, con escaso o ningún progreso en el 86 por ciento de los países evaluados en los últimos diez años, entre ellos Honduras.

La clasificación, en una escala de cero (muy corruptos) a cien (muy limpios), establece en su edición 2021 que la puntuación media global se mantiene en 43 puntos por décimo año consecutivo y dos tercios de los países no llegan a 50. En el caso de Honduras, desciende a 23 puntos (24 en 2020) y se ubica en la posición 157 de 180, igual que el año anterior.

En América, Canadá (74), Uruguay (73), Chile (67) y Estados Unidos (67) se posicionan entre los más transparentes, mientras Venezuela (14), Haití (20), Nicaragua (20) y Honduras figuran entre los más corruptos.

A nivel centroamericano, Honduras se ubica en el quinto lugar, superado por Costa Rica (58), Panamá (36), El Salvador (34) y Guatemala (25); solo por encima de Nicaragua.

Al tiempo que la lucha contra la corrupción se estanca y deteriora, los derechos humanos y la democracia están siendo atacados. No se trata de una coincidencia. Si los gobiernos continúan utilizando la pandemia de covid-19 para erosionar los Derechos Humanos y la democracia, la corrupción podría empeorar a mayor velocidad.

“Pese a muchos esfuerzos de distintos actores, incluyendo la sociedad civil, la corrupción se resiste a ceder. Los abusos de poder, la opacidad y discrecionalidad en el manejo de fondos del Estado han permitido que este flagelo no pierda fuerza, provocando violaciones de derechos humanos y sociales en ámbitos que van desde la educación hasta la salud. Para que los recursos públicos lleguen a quienes más los necesitan, urge fortalecer las instituciones, garantizar espacios de participación ciudadana y el respeto a los defensores de derechos humanos y activistas anticorrupción”, expresó Carlos Hernández, director ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), capítulo hondureño de Transparencia Internacional.

Transparencia Internacional identificó que los países que vulneran las libertades civiles obtienen de forma consistente puntuaciones más bajas en el IPC. La complacencia en la lucha contra la corrupción da pie a violaciones de derechos humanos de mayor gravedad y socava la democracia, detonando así una espiral viciosa. Conforme se erosionan los derechos y libertades y se debilita la democracia, el autoritarismo avanza, lo cual contribuye a aumentar aún más la corrupción.

La presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio, declaró que “los derechos humanos son más que algo deseable en la lucha contra la corrupción. Los modelos autoritarios destruyen los controles y contrapesos independientes y hacen que tomar acción contra la corrupción dependa de los caprichos de una élite. La única ruta sostenible hacia una sociedad libre de corrupción es asegurar que la población tenga la posibilidad de hablar libremente y trabajar colectivamente para pedir cuentas a aquellos en el poder”.

Transparencia Internacional urge a los gobiernos a cumplir sus compromisos en materia de corrupción y derechos humanos y llama a la población del mundo entero a unirse y exigir el cambio.

“En contextos autoritarios en los que el gobierno, las empresas y los medios de comunicación están controlados por unos pocos, los movimientos sociales son el último recurso para poner freno al poder. Será el poder de los educadores, emprendedores, estudiantes y personas comunes de todos los ámbitos el que logrará que los poderosos rindan cuentas”, señaló el director general de TI, Daniel Eriksson.

Desde su creación en 1995, el Índice de Percepción de la Corrupción se ha convertido en el principal indicador global de la corrupción en el sector público y recopila datos de 13 fuentes externas, entre ellas el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial, empresas privadas especializadas en análisis de riesgo, firmas de consultoría, comités de expertos y otras. Las puntuaciones reflejan las opiniones de especialistas y empresarios.

Más información sobre el IPC y los resultados para Honduras en www.asjhonduras.com

(Visited 3 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.