Honduras destaca política pública de pueblos indígenas en la ONU

0 181

Tegucigalpa, Hondura.

Durante la decimo tercera sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, realizada del 12 al 23 de mayo, Honduras destacó el rol que han jugado los movimientos indígenas en la lucha por el desarrollo de su cultura y la defensa de sus lenguas, así como la iniciativa del Gobierno de la Republica para implementar la primera Política Pública de pueblos indígenas.

En el marco del tema principal denominado “Principios de buena gobernanza acordes con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas”, la señora Dulce Sánchez, Ministra Consejera de la Misión Permanente de Honduras ante la ONU, resaltó la relevancia que para el Estado representa la población indígena y afro hondureña.

“Orgullosamente, en Honduras tienen sus raíces siete pueblos indígenas y dos afrodescendientes, que constituyen la diversidad étnica, cultural y lingüística de la nación. La Constitución de la Republica contiene normas para reforzar los derechos de los pueblos indígenas, y destaca que es deber del Estado dictar medidas de protección de los derechos e intereses de las comunidades indígenas existentes en el país, especialmente de las tierras y bosques donde estuvieren asentadas”, expresó la funcionaria.

Al reconocer que la situación de los pueblos indígenas y afrodescendientes todavía es de alta vulnerabilidad, la funcionaria compartió que el gobierno y las etnias están trabajando en la iniciativa de desarrollar la primera política pública de pueblos indígenas, en el marco del proyecto “Fortalecimiento del Estado de Derecho para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras” y de la Política Nacional Contra el Racismo y la Discriminación Racial.

“El Gobierno está haciendo un estudio para encontrar las formas viables para responder a sus necesidades a través de talleres de consulta, a fin de identificar insumos y condiciones mejores para la elaboración participativa de un plan de acción de los próximos cuatro años”, incluyendo entre otros aspectos, acceso a préstamos con el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (BANADESA).

Señaló que los movimientos indígenas han jugado un fuerte papel en la lucha por el desarrollo de su cultura y la defensa de sus lenguas, lo que “ha significado un despertar entre las comunidades, sobre todo al exigir una educación bilingüe”, como se refleja en el Programa Nacional de Educación para la Etnias Autóctonas y Afroantillanas de Honduras, creado en 1994. “Igualmente han venido trabajando porque el Congreso Nacional les apruebe una ley que también les garantice el derecho a la tenencia de la tierra, a salud y vivienda digna, y de hacer uso de los recursos naturales del suelo”.

Honduras ratificó el Convenio No. 169 de la OIT en 1995, y votó a favor de la adopción de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de 2007. La Declaración precisa los derechos colectivos e individuales de los pueblos indígenas, especialmente los derechos a sus tierras, bienes, territorios y recursos, a su cultura, identidad y lengua, al empleo, la salud, la educación y a determinar libremente su condición política y su desarrollo económico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.