Honduras busca protección para la Rana de Cristal en la conferencia de las Cites

0 375

Durante la decimo octava Conferencia Mundial sobre la Vida Silvestre, realizada en Ginebra, Suiza. Honduras fue reconocida como un país con una excelente labor en la protección de las especies de flora y fauna.

La Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES CoP18), también es conocida como Conferencia Mundial sobre vida Silvestre que tiene como objetivo buscar asegurar que el comercio internacional de animales y plantas no amenace su supervivencia en el medio silvestre.

La conferencia de 2019 adoptó una amplia gama de decisiones para ampliar y fortalecer el régimen mundial del comercio de especies silvestres.

Un punto clave serán las 57 propuestas que los gobiernos han presentado para cambiar los niveles de protección de más de 500 especies de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y plantas.

Unas de las nuevas normas de comercio que se abordaron en la reunión abarcaron una gran variedad de mamíferos, aves, reptiles, anfibios, árboles y otras plantas. Veinte propuestas de inclusión se inspiraron en la preocupación que genera la creciente demanda del comercio de mascotas exóticas por los anfibios y reptiles.

Honduras junto a  Costa Rica y el Salvador, presentaron una propuesta solicitando la inclusión de las ranas de cristal en el Apéndice II de CITES a fin de garantizar que el comercio de estas especies en situación de riesgo siga siendo sostenible.

En el Apéndice II figuran especies que no están necesariamente amenazadas de extinción pero que podrían llegar a estarlo a menos que se contrale estrictamente su comercio. En este Apéndice figuran también las llamadas «especies semejantes», es decir, especies cuyos especímenes objeto de comercio son semejantes a los de las especies incluidas por motivos de conservación.

La delegación hondureña fue encabezada por José Julián Suazo Cervantes, coordinador nacional de CITES en la Republica de Honduras, acompañado por Lorena Alfonsina Fernández, fiscal jefe de la Fiscalía Especial de Medio Ambiente en el Ministerio Público y el embajador Giampaolo Rizzo Alvarado, representante permanente de Honduras ante Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en Ginebra.

José Julián Suazo hizo énfasis en que las ranas de cristal que se encuentran en Centroamérica hasta Sudamérica enfrentan una variedad de amenazas, entre ellas la demanda en el mercado internacional para mascotas que ha puesto presión en las poblaciones que se encuentran en el país. Destacando que estas ranas son parte dela riqueza y biodiversidad de la vida silvestre hondureña.

Por otro lado, Lorena Alfonsina Fernández tuvo el prestigio de recibir el premio “Clark R. Balvin” siendo ella la primera latinoamericana en ganar este permio por su labor en una ceremonia dirigida por Ivonne Higuero, secretaria general de la Secretaría de CITES.

El Instituto de Bienestar Animal otorgó premios a las personas que han participado en acciones ejemplares de aplicación de la ley para proteger a las especies de vida silvestre incluidas en la Convención.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.