Griezmann también da su OK a Neymar

0 249

Antoine Griezmann (28 años) llegó el pasado verano al Barcelona en una clara apuesta personal por dar un salto de calidad en su carrera. Tras destacar en la Real Sociedad, consagrarse en el Atlético de Madrid y tocar la gloria mundial con la selección de Francia, el galo decidió ofrecerse al Barça para recomponer el acuerdo que él mismo había roto en el verano de 2018. Y Josep Maria Bartomeu, presidente azulgrana, aceptó su propuesta tras consultarlo con Ernesto Valverde, Pep Segura (entonces mánager general) y Eric Abidal, el secretario técnico. Griezmann quería progresar y el presidente azulgrana, lejos de tirar de orgullo, usó su ya conocido sentido práctico. El mismo que le impulsó el pasado verano, con Griezmann ya fichado, a intentar el retorno de otro jugador que pegó una espantada, aunque en este caso mucho mayor y traumática en clave azulgrana: Neymar Junior.

La llegada de Ney formaría parte de un plan a largo plazo para mantener la calidad del equipo

La apuesta por el brasileño, avalada por Messi, Suárez y resto de ‘pesos pesados’ no fructificó porque el PSG se cerró en banda, pero el próximo verano vivirá un nuevo episodio, si Neymar no lo malogra cuajando una temporada lamentable. Si finalmente el delantero del PSG regresa al Camp Nou, muchas miradas irán dirigidas a Griezmann. De hecho, ya van hacia él muchos comentarios en el sentido de que podría ser uno de los grandes damnificados, junto a Dembélé, por el retorno de Ney. Sin embargo, según ha podido constatar MD de fuentes cercanas a Antoine, nada más lejos de la realidad. Y es que el ex del Atlético, una vez logrado su objetivo de jugar en el Barça, no piensa abandonar. Al contrario: Griezmann no tendría ningún problema ni pondría ninguna traba ni inconveniente a la llegada del brasileño.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.