Gobierno insiste en que cárcel en Isla del Cisne cumple “todos los requisitos” ambientales

0 13

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA), Lucky Medina, afirmó con firmeza que la construcción de la cárcel en las Islas del Cisne cumple con “todos los requisitos” legales y técnicos en torno al licenciamiento ambiental.

Medina aseguró que el proyecto es un tema resuelto en términos ambientales y que no hay motivos para dudar de su viabilidad.

Medina declaró que “la cárcel de Islas del Cisne cumple con todos los requisitos legales y técnicos en torno al proceso del licenciamiento ambiental. No hay nada de qué dudar; los técnicos que realizaron el estudio son los mismos miembros de los colegios que ahora critican”.

Destacó que el debate ambiental sobre la cárcel de máxima seguridad en las Islas del Cisne es un tema superado, ya que se realizó una revisión exhaustiva del proyecto.

El ministro explicó que al inicio hubo cierta oposición al proyecto debido a la percepción de que la isla estaba declarada como área protegida. Sin embargo, Medina aclaró que “el estatus legal de la isla no es como área protegida, porque no entró en vigencia ese decreto”.

A pesar de ello, mencionó que el Gobierno ha propuesto el establecimiento de un centro de monitoreo ambiental en la isla.

Medina aseguró que se ha completado el estudio del impacto ambiental y se han hecho públicas las medidas de mitigación necesarias para la primera fase de la licencia ambiental.

Asimismo, señaló que la principal oposición proviene del crimen organizado, ya que la nueva cárcel trasladará a 2,000 cabecillas de las maras, pandillas y otros grupos criminales que han tenido control en los centros penitenciarios en años anteriores.

Finalmente, el ministro enfatizó que la construcción de la cárcel en las Islas del Cisne es una medida de emergencia para mejorar el control y la seguridad en los centros penitenciarios hondureños.

Oposición y riesgos geológicos

A pesar de las declaraciones del Gobierno, Anibal Godoy, miembro de la Coalición Ambiental, manifestó una fuerte oposición al proyecto. Godoy declaró que “desde ningún punto de vista es viable la construcción de una cárcel en las Islas del Cisne” y anunció que la Coalición está preparando acciones legales contra el permiso ambiental otorgado para la construcción.

Godoy argumentó que la isla está ubicada en una zona altamente sísmica, justo en el límite de la placa tectónica de Norteamérica y del Caribe, lo que la hace vulnerable a terremotos y tsunamis.

“Esa isla está apenas a 350 kilómetros de donde se pueden producir sismos que provoquen tsunamis”, señaló. Advirtió que un tsunami podría provocar olas de gran altura y barrer la isla, cuya elevación promedio es de apenas tres metros, haciéndola vulnerable también a huracanes de categoría cinco.

En su declaración, Godoy insistió en que la construcción de una cárcel en las Islas del Cisne no es viable desde varios puntos de vista: ambiental, económico y de seguridad. “Desde ningún punto de vista es viable; es una idea fuera de orden construir una cárcel en la zona”, afirmó.

El debate sobre la construcción de la cárcel en las Islas del Cisne continúa, con posiciones encontradas entre el Gobierno y los grupos ambientalistas, y con implicaciones significativas para la gestión del sistema penitenciario y la preservación del medio ambiente en Honduras.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.