Gobierno entrega Lps.10 millones para la construcción de la “Villa de los Niños”

0 72

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, entregaron hoy un cheque por 10 millones de lempiras para la construcción de la “Villa del Niño” en Amarateca, proyecto que albergará a unos 800 pequeños de escasos recursos económicos.

Los fondos son parte de los bienes decomisados al crimen organizado y fueron canalizados por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) para beneficio de este proyecto social, dirigido por las hermanas de la Congregación de María, y lo entregado hoy es una primera parte.

“Le hago entrega de un capital inicial de 10 millones de lempiras, quedando pendiente 23, para que podamos hacer nuestro aporte a la construcción de la ‘Villa de los Niños’”, expresó el presidente Hernández a la directora del centro de enseñanza católico, Arcela Chung.

Al analizarse el apoyo para este proyecto se determinó “que era el momento de aprovechar esta oportunidad y qué mejor que producto de los bienes incautados al mundo criminal, que tanto daño le ha hecho a Honduras; de esos bienes, tomarlos para hacer obras tan grandiosas como esta”, explicó.

Las niñas y jóvenes albergadas en la “Villa de las Niñas” son privilegiadas, porque están adquiriendo disciplina y cumpliendo sus sueños de continuar con su preparación educativa, dijo el mandatario durante la entrega del donativo en las instalaciones de dicho proyecto, ubicadas en el kilómetro ocho de la carretera hacia Olancho.

“Estoy contento porque con el nuevo proyecto de la ‘Villa de los Niños’, los jóvenes tendrán las mismas oportunidades de ustedes”, apuntó.

Hernández destacó los alcances artísticos de la mayoría de las jovencitas que estudian en la “Villa de las Niñas”, que son parte de la nueva Honduras que se quiere construir.

De esta forma –apuntó el presidente- se está saliendo poco a poco del vacío en que se había estado, hasta el punto de calificarnos como el país más violento del mundo.

“Aquí encontramos un modelo que se puede replicar en la escuela pública”, acotó al destacar el impacto del proyecto en la educación de las niñas.

El presidente Hernández aprovechó el momento para invitar a la directora de este centro de enseñanza y a todas las niñas para que participen en los desfiles del 15 de septiembre próximo, en el estadio Nacional.

Agradecimiento

La hermana Arcela Chung agradeció el apoyo que les brinda el presidente Hernández y aseguró que “todo ha sido posible gracias a las personas de buen corazón, especialmente las autoridades del Gobierno, para iniciar la Villa de los Niños”.

“De esta forma nos están ayudando para preparar a los niños y niñas e involucrarlos a una vida productiva”, agregó.

Por su parte, la niña Reina Arely Martínez calificó el momento como importante en sus cortas vidas.

“Nuestro sueño era el poder continuar nuestros estudios, pero el problema económico de nuestros padres impedía que siguiéramos nuestra formación profesional, pero hoy tenemos la oportunidad de hacerlo y hay que aprovecharla”, indicó.

Una gran oportunidad

La “Villa de la Niñas de Tegucigalpa” se inició en marzo de 2011 por parte de las Hermanas de María, congregación religiosa encargada de servir a los más pobres.

Las Hermanas de María establecen centros educativos para niños y niñas de escasos recursos económicos, denominados “Villa de los Niños” y funciona con donaciones de organismos internacionales.

Durante su estancia en la “Villa de las Niñas”, las alumnas, provenientes de los 18 departamento del país, reciben de forma gratuita alimentación, albergue, vestido, materiales escolares, servicios médicos y odontológicos.

Además, formación académica en el ciclo común y una preparación técnica de calidad en áreas de computación, corte y confección, deportes, agricultura, formación espiritual, estudiantina y alimentación.

Entre los requisitos para ingresar a la “Villa de las Niñas” destacan haber terminado la educación primaria; indispensablemente, provenir de familias de escasos recursos económicos; tener edad entre 12 a 14 años; no haber iniciado el ciclo común y tener un sincero deseo de superación y disponibilidad para estudiar en calidad de interna.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.