Gobierno e Iglesias llegan a nuevos convenios migratorios para misioneros, curas y pastores

0 8

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El gobierno hondureño y las iglesias han alcanzado un acuerdo para actualizar los convenios migratorios destinados a misioneros, pastores y curas.

Desde los sectores religiosos se descarta mala fe del Estado, pero aseguran que se mantendrán alertas respecto a los documentos que se firmarán.

El director del Instituto Nacional de Migración (INM), Allan Alvarenga, anunció que este miércoles se consensuaron los documentos, los cuales serán revisados por los equipos legales de las organizaciones representadas. Se espera que los acuerdos se firmen a finales de la presente semana o a inicios de la próxima.

Alvarenga prometió que, una vez finiquitados los acuerdos, se publicarán en el diario oficial La Gaceta y entrarán en vigor desde la firma de los documentos.

“El gobierno reconoce a las iglesias como actores fundamentales en los cambios de la sociedad, por ello los nuevos convenios están encaminados a facilitar y actualizar los procesos migratorios,” declaró Alvarenga. Añadió que la presidenta Xiomara Castro ha enfatizado la importancia de escuchar a los representantes de las iglesias, sus inquietudes y llegar a acuerdos que proporcionen soluciones administrativas para que el Instituto Nacional de Migración siga dando respuestas a la ciudadanía.

Voces de las Iglesias

El obispo José Antonio Canales indicó que tras la reunión, el Estado reconoce que los misioneros extranjeros contribuyen significativamente al país, por lo cual se debe facilitar su permanencia legal. En los nuevos documentos se considerará también a las familias de los misioneros que lleguen a Honduras.

“La Iglesia Católica no se pronunció hasta no participar en la reunión de este miércoles. Creemos que fue lo mejor, ahora nos hemos dado cuenta en la mesa de diálogo que no encontramos ningún elemento negativo en el hecho de no haber comunicado la derogación de los convenios migratorios,” afirmó Canales. Añadió que hasta el momento no aprecian situaciones similares a las que ocurren en Nicaragua.

Por su parte, el presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, Gerardo Irías, se mostró satisfecho con los acuerdos alcanzados. Admitió que inicialmente hubo temor debido a la falta de comunicación sobre la derogación de los convenios migratorios con las iglesias.

“Hay que valorar la reacción de las iglesias a nivel nacional porque, con base en eso, se logró aclarar cada uno de los puntos. Hubo un error al no comunicarnos la decisión,” dijo Irías. Además, hizo un llamado a las iglesias para que permanezcan vigilantes ante cada acción del gobierno y no permitan abusos contra el pueblo de Dios.

El diálogo y la cooperación entre el gobierno y las iglesias buscan asegurar un marco legal que respalde la labor de los misioneros, curas y pastores en Honduras, facilitando así su importante contribución al país.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.