Gobierno contribuirá en sostenibilidad y resiliencia del Parque Nacional La Tigra

0 110

Un convenio de cooperación técnica para implementar acciones conjuntas de manejo del Parque Nacional La Tigra, se firmó entre autoridades de gobierno y de varias alcaldías con la Fundación Amigos de la Tigra (AMITIGRA).


Las instituciones que integran el convenio son: la Secretaría de agricultura y Ganadería (SAG), SEDECOAS, ICF, Mi Ambiente, la Fundación AMITIGRA y las alcaldías del Distrito Central, Valle de Ángeles, Santa Lucia, y Cantarranas.


La rúbrica se realizó por Mauricio Guevara Secretario de Agricultura y Ganadería; Carlos Pineda Fasquelle, Secretario de Mi Ambiente; Mario Antonio Martínez Padilla, Director ICF; Nelson Javier Márquez, Secretario de SEDECOAS; Rufo Paredes, Director AMITIGRA, así como Alcaldes de Valle de Ángeles, Santa Lucia, Cantarranas y el Distrito Central.


Como testigo de honor en la firma del convenio realizado en el Centro de Visitantes de este Parque, participó el presidente de la república, Juan Orlando Hernández.


Compromisos
Por medio del convenio, las instituciones se comprometen en realizar actividades coordinadas en aspectos económicos, productivos, ambientales y sociales con un enfoque de sostenibilidad y resiliencia.


En detalle, el convenio señala en su primera cláusula de objetivos que las partes firmantes acuerdan fortalecer la coordinación institucional para la implementación de un Plan Anual de Trabajo concertado entre los involucrados que permita unir esfuerzos, compromisos y responsabilidades para la mejora de las condiciones de vida de la población en el Parque Nacional La Tigra.


Lo anterior, a través de un desarrollo productivo, protección y conservación de los ecosistemas y sus bienes y servicios.
Las comunidades locales de la zona que se integran en la cobertura del convenio son: Planes, Lo de Ponce, Cantadora, Piligüin, Trojas, Juncales, Montaña Grande, Pajarillos, Carbonera, Casa Quemada y Cofradía.


Según el documento, la Fundación AMITIGRA, fungirá como moderador del proceso mediante las acciones de proveer toda la información del Parque Nacional La Tigra, identificar las comunidades y seleccionar los participantes, facilitar y acompañar la ejecución de las actividades que se incluyan en el Plan Interinstitucional.


Razones de Convenio
El convenio se fundamenta en su primer considerando que el Parque Nacional La Tigra, forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de Honduras (SINAPH), siendo el área protegida más antigua e importante de la zona central de Honduras.


Toda la población de las comunidades insertas en el Parque, al igual a las ciudades que están a su alrededor, entre estas la capital Tegucigalpa, son beneficiadas con lo bienes y servicios ecosistémicos que esta área provee, tales como agua, bosque, oxigeno, suelo, belleza escénica, biodiversidad entre otros.


Ubicación
El Parque Nacional La Tigra, tiene una extensión de 24,040 hectáreas de bosque dividida en la zona de amortiguamiento y la zona núcleo, geográficamente se ubica entre los municipios de Cantarranas, Valle de Ángeles, Santa Lucia, y el Distrito Central en el departamento de Francisco Morazán.


AMITIGRA
La Fundación AMITIGRA es una Organización Nacional no Gubernamental (ONG), creada desde 1993 sin fines de lucro, dedicada a la conservación del medio ambiente, encargada de la administración y protección del Parque.


La misión de esta fundación es brindar de manera permanente bienes, servicios ambientales, económicos y sociales para contribuir a mejorar la calidad de vida de la población rural establecida en su área de influencia, de la ciudad capital y de 3 municipios aledaños a través de la puesta en práctica de actividades de manejo, conservación y educación ambiental, así como fomentando el desarrollo humano y las capacidades de autogestión de los pobladores.


Dato
La Tigra es la principal fuente de provisión del recurso hídrico para consumo humano dado que del Parque se extrae cerca del 40% del agua que se consume en la capital y no se consideran los costos ambientales en que se incurren para brindar este servicio.


Además, 60 comunidades de la zona de amortiguamiento dependen en un 100% de esta reserva natural para suplir sus necesidades de agua tanto potable como de riego; y de igual forma las cabeceras municipales de Santa Lucia, Valle de Ángeles (30%), San Juan de Flores y Morocelí.


El Parque enfrenta un proceso de deterioro por el avance de la frontera agrícola, la expansión urbana, construcción de carreteras, incendios y plagas forestales.


Los ecosistemas han sido afectados en diferentes intensidades para el establecimiento de cultivos, viviendas y carreteras provocando impactos negativos en los ecosistemas y su biodiversidad. Particularmente la expansión urbana ha generado conflictos sociales en los últimos años y han existido diversas limitantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.