Gobierno acuerda nivelación salarial para los empleados públicos

0 76

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández firmó con representantes de los trabajadores del sector público un histórico acuerdo para nivelación salarial a partir del 1 de enero de 2016, que establece una nueva escala que va de 49,000 a 7,300 lempiras.

El acuerdo entre trabajadores y Gobierno también implica una nivelación para personal técnico conforme a la nueva escala salarial de Servicio Civil, como enfermeras auxiliares, personal técnico de laboratorios y otros del área de la salud.

El acuerdo se concretó entre el mandatario Hernández y funcionarios de su Gobierno con los representantes de los trabajadores y los dirigentes gremiales en Casa Presidencial, mediante las firmas de un Acta de Entendimiento y del Acuerdo Ejecutivo que plasma los incrementos salariales acordados.

El Acta de Entendimiento la firmaron los representantes de los trabajadores Miguel Ángel Mejía, Norma Iris López y Edias Moncada Jack; los representantes de los dirigentes gremiales, Daniel Durón, Hilario Espinoza y Héctor Escoto, así como los representantes del Gobierno, el secretario de Coordinación General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, y el ministro de Trabajo, Carlos Madero.

Mientras tanto el acuerdo de la Secretaría de Coordinación General de Gobierno 001-401-2015 fue firmado por el ministro Hernández Alcerro y el presidente Hernández, quien confirmó que el mismo será aplicable a partir del 1 de enero de 2016.

El compromiso acordado para la actualización de la base estructural salarial representa un impacto económico para el Estado de hasta 77 millones de lempiras, el que deberá ser incluido en el Presupuesto General de la República.

Asimismo, se establece en el acuerdo que la nueva escala de Servicio Civil servirá como referencia para la aplicación de mejoras salariales en las instituciones descentralizadas o desconcentradas del sector público, siempre y cuando existiere disponibilidad en las diferentes entidades públicas.

Por otro lado, el Acta de Entendimiento establece que “el Poder Ejecutivo no adoptará ninguna medida disciplinaria en contra de los trabajadores que participaron el día de hoy en las asambleas informativas realizadas en diferentes entidades de Gobierno”.

Asimismo, se integrará una Comisión Bipartita en la primera quincena del mes de diciembre de 2015 con el fin de continuar con el proceso de negociación sobre el bono por antigüedad laboral para todos los trabajadores del sector público.

El diálogo incluye el bono por compensación social para los empleados del sector salud, la revalorización del Contrato Beca para los Estudiantes del Centro Nacional de Adiestramiento de Recursos Humanos (CENARH) y otras escuelas afines, así como lo relativo al bono educativo.

La nueva escala establece salarios de 49,000, 43,400, 37,800 y 32,200 lempiras para los niveles directivos; de 23,900 a 21,000 lempiras para los niveles ejecutivos, y desde 16,800 hasta los 7,300 lempiras para los niveles técnicos y de apoyo técnico administrativo.

Una mejora salarial justa

El presidente Hernández se mostró satisfecho luego de la firma del Acta de Entendimiento Salarial con los trabajadores del sector público, que ningún empleado del Estado de Honduras devengará menos de 7,300 lempiras.

«Haber hecho este ajuste es un mensaje importante: en el Gobierno, de ahora en adelante, nadie puede devengar menos de esos 7,300 lempiras, porque es lo justo», dijo el mandatario luego de estampar la firma en el documento que es avalado por las centrales obreras del país.

En el caso particular de las enfermeras auxiliares y otro personal técnico del sector Salud, agregó que la mejora salarial es sustancial y significativa debido a que es una labor sacrificada y de exposición personal, pero, sobre todo, de ayuda al prójimo.

Hernández adelantó que, según vayan moviéndose positivamente los indicadores económicos, para el próximo año se prevé que estos beneficios sean ampliados para los sectores más excluidos y necesitados, a los que más luchan por salir adelante.

«Para nadie es desconocido que aquí tenemos un problema serio de exclusión financiera, por lo que los trabajadores del sector público deben ir participando de ese nuevo movimiento de inclusión financiera», expresó el Gobernante.

Señaló que hay que redefinir los términos en que muchos hondureños tienen sus deudas, puesto que la mayoría gana sólo para pagar altos intereses.

«Tenemos que trabajar para que el obrero posea o mejore su vivienda, se vuelva alguien que tenga más acceso a los sistemas financieros; necesitamos que el hondureño sienta dignidad, pero si no se tienen los mecanismos idóneos, con el pasar del tiempo la gente se va quedando fuera de esos beneficios”, lamentó.

El mandatario solicitó a los trabajadores consideración para dialogar con el suficiente tiempo para que lo que se dialogue sea lo necesario y no se tomen decisiones apresuradas o no estudiadas, que más bien puedan ser causantes de mayor problemática, tal y como ha ocurrido en el pasado, que no se ha pensado a largo plazo y por eso muchos proyectos han fracasado.

«También los invito a explorar tal y como lo ha hecho el sindicato de la ENEE, quienes han participado en salvar la empresa y, además de trabajadores, se han convertido en socios», agregó.

El presidente felicitó a los dirigentes de los trabajadores y a los ministros Madero y Hernández Alcerro por haber logrado un buen nivel de entendimiento, «porque, como yo siempre lo digo, hablando se entiende la gente”.

El mandatario subrayó que los 7, 300 lempiras sólo son un punto de partida para las mejoras que se tienen previstas para el futuro para las clases más necesitadas de la sociedad hondureña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.