Fortalecen estrategias para reducir informalidad en la pesca artesanal de pequeña escala

0 87

El sector de trabajadores de la pesca artesanal de pequeña escala diseñará una hoja de ruta para reducir la informalidad con el fin de acceder a una mejor calidad vida, trabajos decentes y dignos, fuentes de financiamiento, capacitaciones y otros beneficios que permitan alcanzar el bienestar de este sector que, en el caso de Costa Rica, se calcula está formado por más de  15 mil personas a las que se debe sumar quienes participan en las cadenas de valor de las pesquerías para las que se carece de estadísticas básicas.

Las acciones para lograr esa meta se definirán en el II Congreso Nacional de Pescadores (as) Artesanales y Molusqueras (os) de Pequeña Escala (http://coopesolidar.org/ii-congreso-de-nacional-de-pescadores-as-artesanales-molusqueros-as-de-pequena-escala-2021/) que se reunirán del 8 al 10 de noviembre en el Hotel Villa Lapas en el cantón de Garabito, Puntarenas.

En el encuentro, organizado por CoopeSoliDar R.L. y la Red de Areas Marinas de Pesca Responsable, estarán presentes unos 60 pobladores de Territorio Bribrí, Puerto Pochote, Puntarenas, Tarcoles, Isla Chira, Puerto Jiménez, Sierpe, Cahuita, Valle La Estrella, Barra del Colorado Sur, Barra del Colorado Norte, Playa Blanca, Chomes, Lepanto, Cabuya, Costa de Pájaros, Isla Venado, Territorio Boruca y San Juanillo y otras. 

De acuerdo con Ivannia Ayales Cruz, Presidenta del Consejo de Administración  de CoopeSoliDar R. L., uno de los mayores obstáculos que impiden mejorar las condiciones de vida de este segmento de la pesca, consiste en que en la gran mayoría de los casos “laboran sin una adecuada organización que se convierte muchas veces en un obstáculo casi insalvable”.

“Lograr que más personas que integran este sector fortalezcan sus asociaciones u otro tipo de estructuras legalmente establecidas es un paso en la dirección correcta para que  puedan luchar por sus derechos y sean sujetas de crédito o puedan obtener otro tipo de beneficios e incluso una mejor posición para llevar a cabo estrategias de comercialización del producto final con otros socios de negocio”, precisó Ayales Cruz. 

Junto con pescadores de Costa Rica en el Congreso participarán delegados de México, Honduras, Nicaragua y Panamá. 

Hoja de ruta 

Según el programa del Congreso se mostrarán casos de experiencias prácticas que ponen de manifiesto la inequidad en el abordaje del desarrollo y apoyo hacia este sector que se evidencia en la imposibilidad de muchos de alcanzar sus necesidades básicas para continuar con su enorme aporte a la seguridad alimentaria y generación de trabajo digno en el país.  Igualmente la necesidad de incorporar la valoración y mejoras en las condiciones de trabajo de las mujeres pescadoras y recolectoras de moluscos.

Un ejemplo de esto es el proceso tan complejo y fallido de la construcción de un Centro de Acopio para la Asociación Mar Nuestro en Dominicalito de Osa,  la actualización de los planes de ordenamiento pesquero en las Areas Marinas de Pesca Responsable (que hoy suman más de 18)y el esfuerzo positivo desde la sociedad civil en la  creación de un Mercado de Productos de Mar que abastece de productos a diversos puntos de venta en la ciudad de San José bajo un enfoque práctico de mercado justo y equitativo. .

 “La pesca es una actividad muy importante para el país y las economías locales porque, entre otras ventajas, genera seguridad alimentaria en las localidades; sin embargo, se puede señalar que el sector de pesca artesanal mayoritariamente opera de manera informal. Eso tiene importantes consecuencias socio-económicas, en el entendido de que la gran mayoría de las personas que se dedican a este tipo de pesca se encuentran en condición de vulnerabilidad y muchas de ellas viven por debajo de la línea de pobreza”, explicó María Carrillo Co-coordinadora de la Red de Areas Marinas de Pesca Responsable y Territorios Marinos de Vida.

 La longitud del litoral costarricense donde se práctica la pesca artesanal de pequeña escala comprende 1 228 kilómetros (KM) de los cuales 1 016 están en la Costa Pacífica y 212 KM en el Mar Caribe. En muchas de las comunidades que habitan ahí esa actividad representa una de las principales fuentes de empleos y generadoras de otros impactos indirectos en la demanda de insumos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.