Forbes destaca el turismo de lujo en Centroamérica

0 199

Establecer una relación genuina con la naturaleza e involucrarnos en acciones que restauren los ecosistemas, preserven el legado cultural y mejoren la vida de las comunidades locales, en el momento preciso de nuestra estancia en un destino, es parte de la premisa del turismo regenerativo. Este concepto supone un paso adelantado a la sustentabilidad y, en la perspectiva de diferentes organizaciones globales, es un tema que adquirirá fuerza a lo largo de 2021.

Sin embargo, Hans Pfister considera que los viajes regenerativos corren el riesgo de convertirse en sólo una moda si no tomamos conciencia de las lecciones propinadas por la pandemia. Él es contundente al afirmar que el diseño de la actividad turística del presente y el futuro debe tener un enfoque restaurador.

Isla Palenque en el Golfo de Chiquirí, Panamá. Foto: Cortesía Cayuga Collection

“Nos encanta el concepto de un turismo que busca dejar un lugar mejor del que encontró después de vacacionar allí. Siempre tuvimos ese objetivo intrínseco desde que nos involucramos por primera vez en el turismo sostenible; en ese entonces lo llamábamos mayormente eco- turismo —acota— en la década de los noventa en Costa Rica”, comenta Pfister, quien junto con la tica Andrea Bonilla, fundó Cayuga Collection.

“Nos encanta el concepto de un turismo que busca dejar un lugar mejor del que encontró después de vacacionar allí”

Hans Pfister, fundador de Cayuga Collection.

Centrarse en la educación, crear oportunidades de crecimiento profesional y personal para los lugareños, abastecerse de productos locales, regenerar hábitats naturales… todo forma parte de la filosofía y agenda diaria de esta administradora de hoteles de lujo desde hace dos décadas.

Dicha labor se encuentra avalada por una larga lista de reconocimientos internacionales, entre los que destacan el World Legacy Award de National Geographic 2017, y el Tourism For Tomorrow People’s Award, del World Travel & Tourism Council, que obtuvo en 2018.

PASO AL WELLBEING

Andrea Bonilla reconoce que la crisis de salud mundial precisó la implementación de nuevos esquemas de trabajo, pero al mismo tiempo reafirmó los valores que distinguen a Cayuga Collection y le permitió encontrar áreas de oportunidad para alentar a sus colaboradores.

Arenas del Mar se sitúa en Manuel Antonio, Costa Rica. Foto: Cortesía Cayuga Collection

“[Este año] nos enfocaremos en el wellbeing. Es decir, en desarrollar tres áreas de bienestar: mente, cuerpo y conciencia. Estamos seguros de que estas actividades encontrarán eco en las experiencias pensadas en los viajeros.

Lo mismo que afianzar lo que para nosotros significa “Pura Vida”, tomando en cuenta que cada hotel y lodge que forma parte de la colección sabrá adaptarlo a su propia esencia”, revela Andrea, en tanto reconoce la calidez del personal y su ánimo de hacer sentir a los huéspedes en casa.

HOSPITALIDAD EXQUISITA
Cayuga Collection agrupa siete hoteles boutique y lodges de lujo en Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

Andrea y Hans tienen claro que las personas han cambiado la forma de planificar sus viajes, de ahí que adoptaron la flexibilidad como parte de su política de reservaciones. Esto permite a los viajeros invertir sin la preocupación de perder su dinero si aún no se sienten seguros de emprender la travesía.

“Ha sido grato ver el desempeño del turismo interno, el ánimo de los viajeros por explorar territorios propios. Ahora, se avecina una etapa importante para los trayectos interregionales. Estamos preparados para recibir visitantes de México, Brasil, Colombia y toda Latinoamérica, y también de Estados Unidos”, asegura el presidente de Cayuga Collection, mientras acentúa los valores humanos inmersos en los esfuerzos sostenibles, regenerativos.

Cayuga Collection
Uso eficiente de energía en el Hotel Kurá en Costa Rica. Foto. Cortesía Cayuga Collection

“Pensamos en la hospitalidad sustentable como un lujo inteligente donde los huéspedes experimentan un tipo de turismo más interactivo. Si planea visitarnos en Cayuga Collection Hotels and Lodges en Costa Rica, Panamá o Nicaragua (con reapertura programada para primavera), estaremos contentos de llevarlos a nuestro recorrido de cortesía back of the house, para ponerlos al día sobre nuestras prácticas sociales y medioambientales”, precisa.

Los viajeros, explica, se complacerán al ver que no se utiliza plástico de un solo uso, continuando el compromiso que asumió Cayuga desde sus inicios. También les será grato conocer que la marca desarrolla protocolos sanitarios y de salud sólidos y auditados. Estos estándares mantienen seguros a empleados y huéspedes, brindándoles libertad —tan anhelada en estos tiempos— sin poner en riesgo su bienestar, ni el entorno natural.

Andrea subraya que trabajan arduamente para implementar las mejores prácticas sustentables en todos los niveles de operación, mientras se aseguran de lograr que los visitantes experimenten momentos transformadores en todos los sentidos, lo cual redunda en una auténtica experiencia de bienestar acorde con la filosofía del grupo.

Senda Hotel en Monteverde, Costa Rica. Foto. Coffee Abroad.

“Cada propiedad de la colección tiene su alma”, afirma, mientras invita a explorar los alrededores con la guía de expertos, pero en una manera única que implica adentrarse en la atmósfera mágica del bosque nuboso, admirar la suntuosidad de diferentes cuerpos de agua, la flora y la fauna.

Es por ello que Cayuga Collection apuesta por un crecimiento lento y se asegura de sumar hoteles con menos de 50 habitaciones que compartan los mismos valores. Todo responde al deseo de seguir en busca de un mundo mejor, al igual que su fascinación por proveer un lujo auténtico y regenerador.

BITÁCORA DE ACCIONES
COSTA RICA
* 400 árboles sembrados.
* Suministro de alimentos a miembros de las comunidades afectadas por la baja en turismo.
* Donación de alimentos a un hogar de ancianos en Manuel Antonio.
* Entrega de máscaras a comunidades indígenas de Monteverde y Talamanca.
* Apoyo con recursos económicos y mano de obra para reabrir un parque nacional en Uvita, crucial para la reactivación del turismo en la zona.
PANAMÁ
* Construcción de una huerta en Boca Chica, a la par de la escuela para la comunidad.
NICARAGUA
* Organización de una campaña de ayuda a los damnificados de los huracanes. Al momento se han captado más de 8,000 dólares que ya han sido entregados. La meta es de 10,000 dólares.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.