FAO promueve «agricultura por contrato» en Guatemala

0 409

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), imparte desde este miércoles un taller en Guatemala, uno de los países piloto junto a Ruanda y Vietnam, en el que se socializa una guía jurídica sobre la «agricultura por contrato», una referencia estatal para diseñar leyes y políticas agrícolas contractuales.

Durante el taller, que durará cuatro días, se promoverán los contenidos de la guía y se validará la pertinencia y la utilidad de los materiales relacionados que se han elaborado a partir de la misma a través de varios expertos mundiales de la entidad.

«Guatemala es uno de los tres países piloto en el mundo en los que se realizarán estos talleres de formación, socialización y validación», expresó durante la inauguración del taller José Valls, en representación de la FAO en Guatemala, en el que participa el experto brasileño en agricultura Carlos A. da Silva y la economista de la FAO Eva Gálvez Nogales.

El primer taller se realizó en Hanoi en septiembre de 2016, el segundo es esté de Guatemala, que se prolongará hasta el 21 de abril, y el tercero tendrá lugar en Ruanda en junio de 2017.

En este evento de «capacitación y validación» participan representantes de productos de minivegetales, café, papa, leche, arveja china, ejote francés y coles que se cultivan o producen en Alta Verapaz, Baja Verapaz, Chiquimula, Jalapa, Jutiapa, Sacatepéquez, San Marcos y Sololá.

El objetivo es promover los sistemas alimentarios más inclusivos y eficientes.

El documento es una referencia para gobiernos nacionales a la hora de diseñar leyes y políticas agrícolas contractuales que tengan en cuenta las implicaciones legales que estos tipos de contratos tienen para los agricultores y sus compradores.

La agricultura por contrato consiste en un acuerdo entre agricultores y compradores donde ambas partes acuerdan por adelantado los términos y condiciones que regirán la producción y comercialización de productos agrícolas.

Estas condiciones, normalmente, especifican el precio a pagar al agricultor, la cantidad y calidad de producto y la fecha de entrega, y entre las ventajas de este arreglo, según la FAO, está el acceso a mercados estable, el acceso a insumos de calidad, financiamiento y tecnologías, que de otro modo no estarían al alcance de los productores a pequeña escala.

En Guatemala, la agricultura por contrato, que tiene un «potencial para el desarrollo» del sector por su cercanía a mercados como Estados Unidos, México o Canadá, se aplica en productos como banano, mango, ejote francés, arveja china y de grano, coles, minivegetales y cacao, entre otros.

El sector agropecuario genera el 70% de los empleos en el área rural de Guatemala.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.