Factores sociales advierten sobre riesgo de diabetes en jóvenes

0 17

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La diabetes tipo 2 (DMT2) es una enfermedad fuertemente influenciada por la pobreza y el racismo estructural. En las últimas dos décadas, el rápido aumento de la incidencia entre los jóvenes, especialmente en indígenas americanos, nativos de Alaska, asiáticos, negros e hispanos, ha resaltado la necesidad de prevenirla. La DMT2 provoca al menos una complicación microvascular en la tercera o cuarta década de la vida en el 80% de las personas afectadas. Una posible estrategia para frenar su aparición en los jóvenes es limitar el desarrollo de la prediabetes, un estado glucémico intermedio que también se asocia con comorbilidades cardiometabólicas y obesidad.

El equipo liderado por el investigador Caleb Harrison del Hospital Infantil UPMC de Pittsburgh en EE. UU. evaluó la prevalencia de prediabetes en adolescentes, considerando su peso y la presencia o ausencia de determinantes sociales de la salud (DSS) adversos.

Se llevó a cabo un análisis transversal en el que se utilizaron datos de 1.563 jóvenes (50,5% mujeres) de 12 a 18 años, obtenidos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES). Se analizó si el nivel de hemoglobina A1c (HbA1c) era igual o superior al 5,7% (indicativo de prediabetes o diabetes tipo 2 no diagnosticada). Las variables independientes incluyeron raza, origen étnico y DSS adversos, como inseguridad alimentaria, seguro médico público e ingresos familiares bajos.

Del total de participantes, el 3% eran asiáticos, el 14,9% negros, el 18,8% mexicanoamericanos, el 8,1% otros hispanos, el 49,1% blancos, y el 6,1% otra raza. La inseguridad alimentaria (4,1%), el seguro médico público (5,3%) y los bajos ingresos (5,7%) se asociaron de forma independiente con una mayor prevalencia de prediabetes, después del ajuste por raza, etnia e IMC. Aunque los jóvenes asiáticos, negros e hispanos presentaban una mayor prevalencia de prediabetes en general, el creciente número de DSS adversos se asoció con una mayor incidencia entre los jóvenes blancos (IC 95%).

En resumen, los determinantes sociales de la salud adversos se asociaron con una mayor prevalencia de prediabetes, tanto entre diferentes categorías raciales y étnicas como dentro de ellas. Considerar estos factores puede ofrecer una alternativa más práctica que la detección basada en la raza y el origen étnico para evaluar el riesgo de diabetes tipo 2 en la población joven.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.