Ezra Miller, entre la espada y la pared

0 185

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Quizá nunca había habido en Hollywood un caso tan severo ni tan irónicamente escandaloso en el que sea tan difícil separar a un actor de su personaje como en la actualidad ocurre con Ezra Miller, quien está –por varios motivos– entre la espada y la pared.

El actor de 30 años saltó a la fama internacional en 2011 al protagonizar, junto a Tilda Swinton, la película Tenemos que hablar de Kevin, que hablaba de la vida de un adolescente con una personalidad retorcida que terminaba por convertirse en un criminal, y aunque Ezra no ha tenido episodios violentos en los que decida disparar con un arma a un grupo de personas, sí enfrenta un juicio por robo que podría enviarlo hasta 26 años a la cárcel, además de otros episodios “desafortunados”.

Ezra Miller hizo acto de presencia por medio de una videollamada en la audiencia de este lunes en la que se declaró inocente de los cargos por robo en el juicio que enfrenta por este delito en Vermont, según dio a conocer el Daily Mail.

De acuerdo con los reportes, la estrella de la película The Flash (aún sin estrenarse) habría robado botellas de vodka, ron y gin de la vitrina de un vecino de nombre Isaac Winokur, la tarde del pasado 1 de mayo.

La policía de Vermont acusó a Miller de delito grave de robo cometido al interior de una vivienda desocupada (la de su vecino), sobre lo que el actor afirmó que estaba en dicha casa para buscar ingredientes para una receta de cocina para su madre. También fue acusado ​​de hurto menor por las tres botellas de alcohol que habría sacado del lugar.

«Ezra Miller se declaró inocente esta mañana de un cargo de robo y un cargo de hurto menor en el Tribunal Superior de Vermont y aceptó las condiciones impuestas por el tribunal de no contactar o ingresar a la casa de los habitantes», señaló la abogada del actor en un comunicado, según publicó el Daily Mail.

“Ezra quisiera agradecer el amor y el apoyo que han recibido de su familia y amigos, quienes continúan siendo una presencia vital en el transcurso (para restablecer) su salud mental”, finalizó el documento.

El porvenir de Ezra Miller se complica debido a que tiene encima a la opinión pública y a la justicia de su país (además fue señalado de manipular durante años a una adolescente, desde que ésta era menor de edad, y de retener a una madre y sus dos hijos menores en su casa en Vermont), por lo que el estreno de la película The Flash (planeado para junio de 2023), que de acuerdo con reportes tuvo un presupuesto de 250 millones de dólares, sigue siendo incierto.

Ezra y su representante se habrían reunido en meses recientes con los ejecutivos de Warner Bros., quienes le habrían exigido al actor rectificar el camino y no poner en riesgo la película que podría finalmente ser enlatada y no ver la luz, debido a la mala imagen del actor. El estudio ya canceló el estreno de la película Batgirl, por lo que el futuro de este otro proyecto del universo DC no está escrito.

(Visited 20 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.