Expertos proyectan un ciclo productivo alentador

0 166

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Tegucigalpa, Honduras.

Expertos en la materia estiman que la cosecha será de dos millones de quintales de frijoles, 10 millones de quintales de maíz y un millón y medio de quintales de arroz.

Las lluvias que ya comenzaron a caer en ciertas zonas del territorio nacional hacen prever a los productores que los esfuerzos empeñados en la preparación de la tierra darán buenos frutos.

Las primeras precipitaciones se registraron desde hace más de una semana en el sur de Yoro; en el valle de Lepaguare y Catacamas en Olancho; así como en los departamentos de Comayagua y La Paz.

En la parte sur, central y occidental del país, las lluvias se presentarán con más regularidad a partir de esta semana, según lo determinado por los expertos en meteorología de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

La carta de predicción meteorológica revisada por los versados en el tema, señala que el invierno debió comenzar en la zona sur desde la semana anterior.

Las mismas estimaciones señalan que las lluvias esperadas para finales de mayo e inicios de junio serán intensas, sobre todo en la parte sur del país, donde se esperan acumulados diarios de 50 milímetros en el lapso entre el 28 al 31 de mayo.

La advertencia es válida para los agricultores: Si No toman las medidas pertinentes, el exceso de agua puede afectar los cultivos y generar pérdidas importantes en el aparato productivo.
En la zona sur del país, los productores iniciaron sus labores de siembra en seco entre finales de abril e inicio del mes en curso, que es el tiempo que ellos estiman oportuno para obtener buena cosecha en el corredor seco.

Y en Olancho, las siembras comienzan casi siempre entre el 20 y el 25 de mayo, a excepción de los agricultores del vasto departamento que cuentan con sistemas de riego, cuyo trabajo de preparación de la tierra inicia con antelación.

En el resto del país, quienes se dedican a hacer fructificar la tierra normalmente realizan toda una labor de monitoreo meteorológico, con el propósito de efectuar las proyecciones de sus cosechas.

La preocupación de los productores es que los pronósticos apuntan que la canícula será muy prolongada este año a partir de julio, lo que significa que muchos cultivos se quedarán en pleno proceso de brote cuando las lluvias cesen.

Ante dicha eventualidad, se ha planteado la siembra de productos con un ciclo corto como es el caso de los frijoles o más resistentes a la sequía como el sorgo.

Todo dependerá de cómo se presente el patrón de lluvias que No es más que una manifestación de los caprichos de la naturaleza, frente a los cuales la actividad productiva del país requiere de mayor planificación y de una ampliación de la asistencia técnica y crediticia.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.