Este martes Honduras recibe a Junta Directiva Internacional de CoST

Tegucigalpa, Honduras

0 506

Honduras recibe este martes a la Junta Directiva Internacional de la Iniciativa de Transparencia en el Sector de la Construcción (CoST por sus siglas en inglés).

Fue el presidente Juan Orlando Hernández quien, a mediados del 2014, solicitó la incorporación a esta iniciativa, que establece rigurosos parámetros para el diseño, financiación y ejecución de obras públicas.

El gobernante estableció que se necesitaba hacer un parteaguas en materia de transparencia y terminar de una vez por todas con la corrupción en los contratos de infraestructura.

“Antes los contratos se suscribían en los cuartos oscuros de oficinas públicas” ha dicho en reiteradas ocasiones el gobernante, durante los actos de apertura de licitaciones públicas que ahora se hacen a la luz del día y en las plazas públicas.

Precisamente la veeduría social es uno de los parámetros establecidos por la iniciativa CoST para la certificación de un proyecto, dijo Alfredo Cantero, representante del Sector Gobierno en la Junta Directiva Internacional.

 Grupo Multisectorial

 Otro de los parámetros es la creación de un Grupo Multisectorial que lo integran tres sectores: Gobierno, Sector Privado y Sociedad Civil.

Estos tres sectores son claves porque la Iniciativa CoST trabaja con gobiernos, el sector privado y comunidades locales aledañas a la obra para lograr un mejor valor de la inversión de infraestructura pública, aumentando la transparencia y rendición de cuentas.

Precisamente fue el grupo multisectorial de la iniciativa CoST Honduras el que recibió, el pasado mes de diciembre, uno de los tres premios a nivel mundial durante la Cumbre de la Alianza para el Gobierno Abierto realizada en París, Francia.

Cabe destacar que la Alianza para el Gobierno Abierto es una instancia internacional creada en 2011 por iniciativa del entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y que hoy aglutina más de 80 países.

En el caso de CoST, es una iniciativa multisectorial con 17 países participantes distribuidos en cuatro continentes.

Camino a la transparencia

 Honduras solicitó adherirse a esta iniciativa en junio de 2014, por decisión del presidente Hernández. En julio, es decir un mes después, se confirmó la incorporación del país.

En el mes de agosto Honduras se convierte, de forma plena, en el décimo tercer país en el mundo en formar parte de la iniciativa CoST y desde entonces todos los contratos de infraestructura se rigen bajo los rigurosos parámetros de transparencia y rendición de cuentas.

Para que una obra sea certificada por CoST deben cumplirse 68 indicadores que tienen que ver con divulgar información pero también con la participación ciudadana y la responsabilidad social del sector privado.

Antes de ser parte de la iniciativa Honduras tenía un 27% de acceso a la información sobre contratos, modificaciones, costos, tiempos de ejecución, materiales a utilizar, condiciones laborales de los empleados.

Este porcentaje subió a 82% a través de herramientas creadas en Honduras con el acompañamiento de CoST y del Banco Mundial, entre ellas SISOCS (Sistema de Información y Supervisión de contratos de Obra Pública) y también el SGQ (Sistema de Gestión de Quejas).

En este momento, INSEP, Fondo Vial, INVEST-H, COALIANZA y la ENP están publicando información en el SISOCS y próximamente lo harán también IDECOAS, ENEE, Hondutel, Salud y Educación.

Por su eficiencia, otros países han solicitado al Gobierno de Honduras que se les done el software desarrollado en Honduras, entre ellos Costa Rica, que ha sido considerado como el referente de la región en temas de transparencia y ahora está siendo beneficiado de un programa desarrollado por profesionales hondureños. Asimismo han sido objeto de galardones como el concedido en París, Francia, en diciembre del año pasado.

Veeduría social

 Además, la Iniciativa CoST Honduras fue reconocida por suscribir convenios de colaboración para buenas prácticas con 175 Comisiones Ciudadanas de Transparencia, lo que demuestra que hoy son las comunidades las que vigilan y opinan sobre los proyectos de infraestructura pública.

En el pasado, muchas obras se construían sin tomar en cuenta la opinión de las comunidades beneficiarias. Esto implicaba que estas obras se hicieran en lugares no prioritarios, con materiales no idóneos, plazos extremadamente largos o con mano de obra ajena a las comunidades.

En todo este proceso Honduras ha recibido el acompañamiento, la asesoría técnica y los recursos para la implementación por parte de la comunidad internacional.

Para el caso, esta iniciativa es financiada con fondos del Programa Umbral, diseñado por la Cuenta desafío del Milenio para lograr que Honduras avance hacia un nuevo compacto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.