Esta Navidad apueste por disfrutar sin engordar

0 77

¿Usted acostumbra a reunirse con sus familiares o amigos durante las fiestas de navidad y fin de año? Si la respuesta es afirmativa, es probable que reconozca que estos convivios suelen tener mucha comida y sienta cierto grado de temor a subir de peso.

No se angustie, le traemos una buena noticia. Según expertos de la Universidad estadounidense de Cornell es que es posible comer rico y sano al mismo tiempo, el secreto está el balance a la hora de consumir cierto tipo de comidas, en lugar de restringirse por completo de ellas.

“Lo primero que se debe saber es que no hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas. Es decir, se puede disfrutar de los platillos típicos que se acostumbran durante estas fiestas, si se consumen con moderación”, explicó la nutricionista colombiana Consuelo Pardo.

Sin embargo, la especialista aseguró que en ocasiones estos platillos tienen un alto contenido de grasa, debido a la manera en que son preparados, por lo que recomienda buscar alternativas de preparación que permitan conservar el sabor tradicional pero que reduzcan significativamente el aporte de grasas y calorías.

Una forma sencilla de poner en práctica este consejo es sustituyendo la manteca por aceite vegetal o en aerosol.

En cuanto a las carnes, la Dra. Pardo asegura que es cuestión de escoger cortes que tengan menos grasa y reducir el tamaño las porciones, procurando aumentar la cantidad de vegetales y legumbres, de esta forma se sentirá más lleno y logrará alcanzar con mayor facilidad el equilibrio calórico.

Disfrute sin remordimientos, el secreto está en la moderación

Las porciones son las que juegan el papel más trascendental para poder disfrutar con moderación. Una porción es la cantidad de un alimento que tradicionalmente se come en un tiempo de comida (desayuno, almuerzo o cena).

Los tamaños de las porciones requeridos para cada persona van a depender de varios factores, entre ellos, el peso, la edad, la talla, el sexo y el nivel de actividad física que realiza. Para determinar esas necesidades personales, es fundamental consultarle primero a un médico o nutricionista.

“Por ser una época en la que el consumo de alimentos altos en calorías y grasas se eleva, es de suma importancia consumir porciones adecuadas según cada persona y realizar al menos 30 minutos de actividad física cinco veces a la semana. Restringir el alimento no es la solución”, señaló Pardo.

Además, comenta que se debe entender que satanizar los alimentos o bebidas no resuelve nada y que lo importante es lograr un balance entre las calorías consumidas y las calorías que se gastan.

No renuncie al dulce

El azúcar y los alimentos dulces suelen llevar la peor parte ya que se les recorta por completo al hablar de dietas o alimentación saludable. Al igual que todos los alimentos, el azúcar tiene un papel en la dieta y mientras sea consumida dentro de los límites adecuados, no tiene que representar un problema.

“Si va a disfrutar de sus dulces o postres favoritos, programe su alimentación de modo que ese día coma más frutas y vegetales, de manera que se sienta satisfecho y esos antojos no lo lleven a cometer abusos. La otra opción son los postres endulzados con edulcorantes no calóricos como el aspartame”, concluyó la especialista.

Celebre estas fiestas sin temor y apueste por una vida saludable por medio del equilibrio entre los alimentos ingeridos y la actividad física. Recuerde que lo más importante de esta época es compartir con los más cercanos y llenarse de energía y buenos pensamientos. Así que, ¡aproveche y goce de las delicias sin preocupaciones!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.