Es necesario que los candidatos ganadores de I.B, no desarrollen el Síndrome de Hubris, después de los comicios electorales según galeno

0 174

En la medicina psicológica, el «Síndrome de Hubris» es un trastorno que se caracteriza por generar un ego desmedido, un enfoque personal exagerado, aparición de excentricidades y deprecio hacia las opiniones de los demás.

 Jorge Figueroa, doctor del hospital General, le expresó a Diario Roatán, que es necesario que los candidatos políticos ganadores del departamento Insular, no desarrollen el síndrome de Hubris o “enfermedad del poder”, después de ganar las elecciones generales, las cuales se desarrollaran este próximo 28 de noviembre en Honduras.

“El síndrome de Humbris, es una enfermedad de la mente, es una enfermedad psicológica, o también conocida como «enfermedad de poder.

La desarrollan personas que han ejercido el poder, por ejemplo: alcaldes: que se creen indispensables que sin ellos el municipio desaparece, gobernantes: que se creen que sin ellos la república desaparece, diputados: que creen que sin ellos el gobierno desaparece, personas que se creen superiores a los demás… Eso se llama Síndrome de Humbris o «Enfermedad del Poder.

Figueroa, les hace un llamado a los y las candidatas que queden electos en los próximos comicios electorales, a no olvidar cual es el verdadero trabajo y tarea que tienen como mandatarios en el municipio.

“En este momento preciso que llegan las elecciones el próximo 28 de noviembre, pues cabe mencionar este tema, ¿cuál es el objetivo?… Hacer el llamado a las personas que van a ejercer el poder que van hacer elegidas y que van hacer nuestros mandaderos.

Porque el tema… (Mandatario) viene de (mandadero), ósea nosotros le damos el poder a través de nuestro voto, para que haga los mandados de nosotros verdad.”

Enfatizando, que la forma adecuada de llevar a cabo el poder, que el pueblo le confió es a través de la libertad, equidad e igualdad… las cuales se ven proyectadas en salud, educación, alimentación y trabajo.

“¿Y qué es lo que le mandamos hacer? pues que haga que allá: libertad, equidad e igualdad.

¿A través de qué?… a través de la salud, educación, alimentación y del trabajo. Eso es ejercer el poder de forma adecuada, para eso le damos el voto.”

El galeno, expresó, que, muchas de las personas que llegan a los puestos políticos deseados se les olvida cada una de las promesas que le hicieron en campaña toda la población, los cuales empiezan a descuidar la empatía con aires de superioridad haciendo caso omiso a cualquier queja, comentario o consejo.

“Hay personas, que se les olvida una vez que ya llegan al poder, entonces se convierten en Dioses verdad, entonces ellos son superiores a los demás entonces ya nadie les puede decir nada, nadie les puede orientar ni siquiera darles un consejo verdad.”

Por lo cual, Jorge, pide ejercer con responsabilidad el poder que las personas le confiaron a los candidatos ganadores, invitándolos a no sentirse superiores con la oportunidad que se les brido de servir a la comunidad, recalcado que las personas que ya desarrollaron el síndrome se queden dónde están y los aspirantes que van a comenzar a ejercer, tengan cuidado con desarrollarlo.

“Sí, usted ejerce el poder, es porque nosotros se lo hemos dado, no para que se crea superior, simplemente el país le ha dado la oportunidad de servir a los demás por eso se llama: ¡¡MANDATARIO!!, que viene de «Mandadero», no viene de poder, el término no viene de autoritario.

 El objetivo de hablar de este término del síndrome de Hubris o «enfermedad del poder», que las personas que lo ejercieron ahí se queden y las que van a ejercer que no lo desarrollen.”

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.