Eriksen quiere llegar a la casa del Real Madrid

0 295

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

No es nada habitual que un jugador de la categoría de Christian Eriksen esté a tan sólo nueve meses de terminar su contrato con el Tottenham y, por lo tanto, quedar libre para fichar por cualquier otro equipo.

El límite que en ocasiones se llegar a apurar suele ser que reste una temporada, circunstancia que le ocurrió el pasado verano a Eden Hazard. En ese momento, y ante la ausencia de un acuerdo para renovar el contrato, los clubes intentan buscar una salida al jugador para evitar que 12 meses después se marchen sin percibir euro alguno por el traspaso. Pero Eriksen ya ha superado esa barrera y la inquietud reina en el Tottenham.

Y no es que el club inglés no haya hecho nada por enderezar el asunto de Eriksen. El problema para ellos es que el jugador ha sido capaz de aguantar las presiones para que renueve de Daniel Levy, presidente del club inglés y dirigente con reconocida fama de hombre duro en eso de las negociaciones, como bien sabe el Real Madrid por Modric, Bale y Pochettino -a este último no lo pudo traer-.

El caso es que el jugador danés ha tenido sobre la mesa hasta tres propuestas diferentes para ampliar su contrato, que finaliza en junio de 2020. Sin embargo, el centrocampista tiene claro que su momento en la Premier y en el Tottenham ha terminado. Tiene claro, en definitiva, que quiere salir.

En el club inglés lo han intentado todo hasta el último momento, pero ya en la recta final del pasado mercado tiraron la toalla. De hecho, Levy intentó en los últimos días del verano traspasar a Eriksen, pero en ese momento el Real Madrid no contemplaba la llegada del medio danés ante la negativa de Zinedine Zidane de darle espacio y sitio en su once titular. Quería a Pogba y Eriksen no tenía sitio en el Real Madrid del francés.

Cerrado el verano, en los últimos días Levy ha hecho un nuevo intento por llegar a un acuerdo con el danés para renovarlo y volver a recuperar el mando de la situación. Pero la negativa a renovar ha sido la respuesta nuevamente obtenida por parte del jugador, que no da su brazo a torcer una vez que sabe que ya tiene el control absoluto de su futuro, si no en el próximo mercado de invierno en el siguiente de verano. Es lo que quería evitar el Tottenham a toda costa, pero ha sido misión imposible blindarlo.

Ante este panorama, Levy ya ha encargado a un agente de su confianza que le busque destino de cara al próximo mercado con la idea de sacar lo que se pueda. El citado representante de jugadores se ha puesto en contacto con el Real Madrid con la misión de llegar un acuerdo para el próximo mercado de invierno. El mensaje es claro: mejor 25 ó 20 millones de euros ahora que nada en el mes de junio. Y ese mensaje es el que abre las puertas de Eriksen a su salida en enero.

El Real Madrid ha recibido la propuesta y la está valorando. Sabe que Eriksen quiere jugar en el club blanco y que un fichaje así y por ese precio es una ocasión de mercado que no se debe desaprovechar. Teniendo en cuenta que la primera vez que el Madrid se interesó por el jugador, Levy les pidió 250 millones de euros, consideran que la situación actual del futbolista es más que interesante.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.