Entrenamientos en hoteles: el fútbol en China durante la crisis por el coronavirus

0 249

La situación en China es cada vez peor. El coronavirus se sigue contagiando y por eso el gobierno ha tomado medidas extremas, sobre todo en la provincia de Hubei, epicentro del brote, que se encuentra en cuarentena.

Recientemente, ordenaron el cierre de carreteras y restricciones de movimiento en la ciudad de Wenzhou. Se trata de la primera urbe que se encuentra fuera de la provincia de Hubei, epicentro del brote, en ser sometida a estas condiciones de cuarentena.

De esta manera, los nueve millones de residentes de la ciudad solo tendrán permitido mandar a un miembro de su familia fuera de la ciudad por asuntos de necesidad una vez cada dos días, y todos han recibido la recomendación de quedarse en sus casas excepto para buscar tratamiento médico o cuestiones de similar urgencia, según ha hecho saber el gobierno local en un comunicado.

Mientras tanto, el fútbol también ha sufrido consecuencias. Los clubes clasificados a la Champions League Asiática sufrieron la postergación de sus compromisos en la fase de grupos, que fueron reprogramados para abril y mayo (los primeros debían disputarse en febrero), por lo que jugarán sus seis encuentros en apenas dos meses. La organización cree que apara entonces el brote ya estará controlado.

Además, varios clubes han cambiado la locación de su pretemporada mientras que otros las han suspendido. El Guangzhou R&F decidió suspenderla por “razones de seguridad” y sus futbolistas fueron enviados a sus casas para cumplir con la cuarentena. El plan inicial era comenzar a practicar en su ciudad deportiva, para luego continuar en Tailandia.

Por su parte, el Shanghai Shenhua recibió un bloqueo de Australia y no pudo comenzar su pretemporada allí como estaba programado. En lugar de volar a la isla, el club acordó con Dubai y el 2 de febrero viajó rumbo al Emirato.

Peor fue lo que le pasó al plantel del Henan Jianye, que algunos de sus jugadores estuvieron en un vuelo en donde hubo un infectado por coronavirus, por lo que quedaron en cuarentena de inmediato.

Mientras tanto, varios equipos han optado por realizar las prácticas bajo techo y de manera individual. La selección femenina, por ejemplo, tiene amistosos programados ante Tailandia, China Taipei y Australia en febrero. Para evitar el contagio, el cuerpo técnico ha realizado entrenamientos en el hotel donde están concentradas las jugadoras.

Wang Shuang, figura del seleccionado, se encuentra varada en Wuha, su ciudad natal, y ha subido videos practicando con su hermano en la azotea del edificio en donde vive.

Obviamente, los equipos profesionales no son los únicos que padecen esta situación de crisis. Varios videos se han multiplicado en las redes sociales sobre niños jugando al fútbol y entrenando en sus casas, debido a que los colegios y gimnasios han cerrado.

Como el brote es mayor de lo que se esperaba, muchas ciudades de China no cuentan con la capacidad hospitalaria para atender a todos los infectados al mismo tiempo. Tan extrema es la situación, que incluso se ha construido un hospital en apenas 10 días exclusivo para para sufran la enfermedad.

Pero en otros lugares, como en Wuhan se han improvisado zonas de internación masiva, como por ejemplo el estadio Hongshan Stadium, que albergó los Juegos Militares en octubre de 2019 y ahora recibido 800 camas para pacientes que muestren síntomas de coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este martes que la epidemia de neumonía viral que brotó en China en diciembre no es, al día de hoy, una pandemia. Desde que apareció en diciembre en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, el nuevo coronavirus contaminó más de 20.000 personas y se propagó a unos 20 países.

Estados Unidos, Australia o Singapur no permiten la entrada a visitantes extranjeros que hayan estado recientemente en China. Otros países prohíben la entrada a los quienes hayan estado en la provincia de Hubei, epicentro del brote, y algunos más han cerrado sus fronteras y suspendido vuelos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.