Enjuague bucal de canela, una receta sencilla, fresca y bien aromática

0 1.141

Tanto la canela como la menta y los clavos de olor pueden aportar mágicos efectos a la hora de combatir el mal aliento, este enjuague bucal casero no sólo que es sencillo, sino que además saludable para tus dientes.

Los enjuagues bucales caseros siempre son una genial alternativa a los productos cosméticos realizados industrialmente, con elementos que habitualmente no son los naturales.

Siempre puedes probar en casa con opciones realmente diversas, pero siempre remarcando su condición natural, pura.

Generalmente, las especias y plantas aromáticas son lo mejor para realizar este tipo de preparados, ya que trabajan habitualmente en dos direcciones.

Por un lado, tienen características antisépticas y antibacterianas. Por el otro, tiene rico aroma y capacidad para alejar los que no son tan agradables.

Puedes probar con esta receta con base de canela y el añadido de menta o hierbabuena y clavo de olor.


Ingredientes:

1. Medio litro de agua
2. Dos ramas de canela
3. Cinco o seis clavos de olor
4. Una rama de menta o hierbabuena

Preparación:

Coloca a hervir el litro de agua. Ni bien rompa el hervor, añade dentro de la cacerola la canela, el clavo de olor y la menta o hierbabuena. Baja el fuego y deja hervir durante cinco minutos. Apaga, tapa la cacerola y reposa durante al menos media hora.

Una vez transcurrido ese período, no tendrás más que colar la preparación, exprimiendo todo lo posible el resultante para obtener todo el líquido posible. Es que este será tu enjuague casero para el mal aliento, el resultado final.

Guarda este enjuague en una botella de vidrio y usa a diario por las mañanas o cuando lo necesites. Como de costumbre, el procedimiento es el mismo que con cualquier otro producto similar, haciendo gárgaras o buches. Te resultará muy aromático y refrescante, con ese delicioso olor a la canela siempre presente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.