En tres semanas ministro de educación será papá por primera vez

0 1.098

Roatán, Honduras.

En exclusiva para DIARIO ROATÁN el ministro de Educación de Honduras Marlon Escoto, tras una visita a la encantadora isla de Roatán nos compartió parte de su historia de vida.

Marlon Escoto un hondureño de 40 años de edad dedicado desde su niñez a la preparación profesional, amante de la naturaleza y el medio ambiente, ha logrado obtener éxitos tras éxitos y resaltó que entre sus mayores logros obtenidos esta, su familia.

¿Cómo fue su niñez?

Yo nací en el departamento de El Paraíso, mi entorno familia era de las familias tradicionales, como esas familias que comparten y se juntan cada tarde a compartir sus cosas, lo común en una familia del entorno rural.

Hasta los cinco años y medio estaba con mi padre y mi madre a los seis años fui a vivir con una tía para poder ir a la escuela, somos seis hermanos tres varones y tres mujeres y todos gracias a Dios fuimos a la escuela y a la universidad.

¿Cómo ha sido su educación?

Estuve en una escuela en el casco urbano del municipio, era una escuela de seis grados y tuve una sola profesora durante todos los seis grados, logré hasta la misma forma de escribir de la profesora, luego yo viajé de mi pueblo a la cuidad de Danlí hasta el Instituto Departamental del Oriente y allí crucé el ciclo común que se cruzaba antes y el bachillerato, pensando siempre en el deseo de ir a la Universidad.

Tuve la oportunidad de ir a la Universidad de Agricultura en el departamento de Olancho y fue donde estudie Ingeniería Agronómica que es mi carrera inicialmente después obtuve una beca de la cooperación chilena y viaje a Santiago de Chile para estudiar una maestría en la Universidad Católica de Chile, llamada Asentamiento Humano y Medio Ambiente así que me encantaría trabajar en Roatán, para en ese tiempo era un área que en el país no era comprendida.

Luego volví al país y obtuve una beca de cooperación española para hacer un doctorado en la Universidad de Granada siempre en el área de Ciencia y Tecnología del Ambiente especializándome en temas de suelo, agua y bosque. Este es mi recorrido educativo y yo creo en la educación porque yo soy producto de una educación pública.

GUSTOS

¿Cuáles eran sus pasatiempos cuando más joven?

La lectura, de joven escribí muchas cosas y pensaba mucho en los desafíos que venían para mi vida.

¿Le gustan los deportes?

Sí, me gusta el futbol, pero no he sido muy bueno para jugarlo, en mi niñez me divertí como niño, practique deportes, me gustaba mucho la bicicleta y en ella hacia 20 kilómetros para ir todos los días al colegio y todavía guardo esa bicicleta.

¿Cuál es su comida hondureña favorita?

Yo soy un “come cuando hay” yo disfruto de la comida criolla hondureña pero me adapto con facilidad a cualquier comida, obviamente los mariscos tanto en la costa pacífica como acá (Roatán) son exquisitos y la combinación de cultura que le dan a los mariscos entre en coco y la formula casera permiten que la comida del caribe sea de las comidas más apetecidas.

¿Cuál es su color favorito?

Pues soy daltónico y me quedo con el verde esperanza.

¿Está casado?

Si estoy casado y probablemente en tres semanas voy hacer papá, estoy contento porque postergue por muchos años esto de la familia, siempre pensando en la responsabilidad que he tenido, pero llega un momento donde ese proyecto de vida de tener una familia dedicarle tiempo no solo al trabajo pues ha llegado y eso me tiene muy contento.

¿Se considera un ejemplo para la juventud en cuanto al matrimonio?

Tengo cuarenta años y seré padre por primera vez pues postergar los tiempos tiene sus ventajas y desventajas, culturalmente aquí en Honduras las muchachas y muchachos desde los 14 años ya son padres sin educación completa y eso produce inmediatamente el circulo de la pobreza y quizá a mí me hizo pensar diferente la oportunidad de vivir con mucha influencia europea donde se casan después de los 30 0 35 años.

Eso tuvo influencia para poder consolidar otras cosas, para después tener cierta tranquilidad con la venida de la familia, igual si hubiera tenido un hijo a los 20 o 25 años tampoco es que lo rechazaría, pero a los jóvenes decirles que hay cosas que se pueden hacer en la juventud otras que se pueden hacer durante la soltería y aburrirse hasta donde se pueda, lograr viajar y formarse y saber que esos espacios hay que compartirlos con las demás personas y no empezar haciendo las cosas al revés.

¿Qué países conoce?

He estado en casi todos los países de Sudamérica igual que en los de América, América continental casi en todos los países, en varias islas de caribe, conozco bastantes países de Europa y tuve la oportunidad de vivir allí, he estado en el norte de África, aun no conozco ni el centro ni el sur de África y me encantaría, he estado de Asia en Japón, Corea de Sur, Taiwán. Solo he estado en un pincel de estos países y me encantaría conocer Oceanía y la vida siempre da oportunidades.

¿Cuántos idiomas habla?

No soy totalmente bilingüe en temas de idiomas, pero si me puedo comunicar en algunos idiomas como el inglés y portugués, pero si tengo la oportunidad de estar en otro país al menos creo que sobrevivo (Sonrió).

¿Cuáles son sus otras aficiones?

Pues tengo varias, pero una de ellas es la comunicación, he decidido comprar un sitio web para crear un diario digital distinto a los que ya conocemos, quiero algo más proactivo dedicado a conocer las cosas buenas que tienen las comunidades en este caso el diario estaría dirigido a la promoción de Olancho para conectar la juventud a ser emprendedores y conectar familias que no están en el país y buscar y promover el departamento para que pueda tener más sostenibilidad.

SOBRE ISLAS DE LA BAHÍA

¿Cuándo fue la primera vez que visitó Islas de la Bahía?

Hace unos 20 años talvez, la verdad que yo añoro la Roatán de antes, pero entiendo que el turismo mundial requiere de una infraestructura y seguridad básica como la que Roatán está dando al mundo, me encanta ver que cada vez que hay una clasificación de las mejores playas, Honduras Roatán están en esas listas.

¿Qué significa Roatán para usted?

Este es un paraíso que tiene múltiples oportunidades no solo el turismo tradicional, paralelo a todo el esfuerzo de promoción turística de Roatán también se podría abrir una ventana de turismo educativo.

¿Qué tan seguido viene a Roatán para disfrutar de sus atractivos?

Al menos una vez cada año y también vistió las demás islas, pero cuando recomiendo, recomiendo a Roatán es como algo automático que sale de uno.Pero el sueño de todo hondureño es conocer las playas de Roatán.

¿A qué país se parece Roatán?

Esperemos que no llegue a ser como Cancún que suplantaron toda la parte natural para crear edificios espero que Roatán conserve las áreas naturales, puede tener un parecido a Ibiza en el Mediterráneo, pero al final Roatán es incomparable, ¡es única!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.