En SPS un 14.7% de niños sufre de sobrepeso

0 230

Según la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) indicó que la niñez de 12 y 14 años de edad presentan un 14.7% de sobrepeso en San Pedro Sula.

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y afecta progresivamente a muchos países bajos y de medios ingresos.

Una de las razones de la problemática es el sedentarismo provocado por la tecnología, lo que lleva a que los menores dejen de lado las recreaciones que se realizan en el exterior, (fuera de casa), para darle paso a los juegos de internet.

En el caso de los pequeños con sobrepeso -el exceso no llega a considerarse obesidad- este riesgo se reduce un poco, aunque las posibilidades de tener problemas con la tensión arterial en la madurez también doblan a las del resto de los niños.

Los menores que realizan actividad física media equivale a un 53.48 por ciento, mientras que el 53.30 por ciento desarrolla actividad baja y un cero por ciento actividades físicas altas.

Las cifras anteriores muestran que los pequeños cada vez desarrollan menos juegos y pasan más tiempo frente a las pantallas de televisor o hipnotizados en los juegos.

De acuerdo con los informes, el problema puede evitarse con una buena alimentación, y  posteriormente  evitando demasiados juegos  que prolongan el sedentarismos y mayor desarrollo en el exterior.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30 por ciento.

De acuerdo a datos en poder de “La Voz de Honduras”, los niños obesos tienen un riesgo cuatro veces superior de convertirse en hipertensos en la edad adulta y desarrollan baja autoestima.

Según informes, la obesidad desencadena dos grandes problemas, la hipertensión futura y la baja autoestima.

En el municipio de San Pedro Sula, solo el 11 por ciento  de los menores presenta alta autoestima, el 36 por ciento  autoestima media y el 53 por ciento autoestima baja. Tegucigalpa se encuentra en segundo lugar.

La autoestima se ha visto grandemente afectada, por lo que en la zona Norte ya se han despertado las alertas.

El sobrepeso y la obesidad son en gran medida prevenibles. Las políticas, los entornos, las escuelas y las comunidades son fundamentales, pues condicionan las decisiones de los padres y los niños, y pueden hacer que los alimentos más saludables y la actividad física regular sean la opción más sencilla (accesible y disponible), previniendo, así, la obesidad.

(HRN)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.