En libertad hondureño privado de libertad en México por delitos que no cometió

0 66

Tegucigalpa, Honduras.

El migrante hondureño, Angel Amílcar Colón, recobró hoy su libertad luego de permanecer casi 6 años preso en una cárcel de máxima seguridad en México, por delitos que no cometió, informó con satisfacción el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres.

Con la alegría reflejada en su rostro, el ombudsman hondureño anunció que “la libertad de Angel Amilcar Colón, es un triunfo del pueblo hondureño”.

Herrera Cáceres agradeció el apoyo del gobierno hondureño y de organizaciones de la sociedad civil tanto de México como de Honduras ya que en todo momento mantuvieron su apoyo hasta lograr la liberación del migrante hondureño y defensor de los derechos humanos.

Recordó que durante su visita reciente a México se reunió con el director del Centro de Humanos Derechos Miguel Agustín Pro Juárez (CENTRO PRODH), Mario Patrón que asumió la defensa del migrante hondureño.

“Hicimos un análisis de la situación porque con el Centro Prodh hemos venimos trabajando desde el mes de julio, estableciendo estrategias, tanto en México como en Honduras, para impulsar su defensa”, explicó

Indicó que durante todo este proceso apoyó con una serie de investigaciones que demostraron que Angel Amílcar Colón es un defensor de los derechos humanos, que no había cometido ningún delito en el país y que estaba estrechamente vinculado en la defensa de su pueblo.

Comentó que junto al embajador de Honduras en México, Mariano Castillo, se reunió recientemente con la Procuraduría General de la República de México, donde hablaron sobre los convenios internacionales y de una serie de aspectos y sobre la necesidad que había de analizar a fondo el expediente del caso.

Herrera Cáceres es del criterio que había suficientes elementos de juicio que sustentaban la inocencia de Angel Amílcar Colón y que su incriminación no tenía ninguna base legal.

“La libertad de Angel Amilcar Colón es un triunfo del pueblo hondureño y debemos sentirnos satisfechos por ello”, dijo finalmente el ombudsman hondureño.

Ángel Amílcar Colón salió de Honduras el 7 de enero de 2009 para ayudar económicamente a su familia y poder cubrir la atención médica de su hijo mayor gravemente enfermo y que murió el 27 de septiembre de ese mismo año.

EL 21 de julio de 2014, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) presentó públicamente su defensa del caso de Ángel Amílcar Colón Quevedo, hondureño de origen garífuna, criminalizado y torturado en México por su condición de migrante y su origen étnico.

En esa misma fecha Amnistía Internacional lo declaró preso de conciencia por considerar que la tortura y el maltrato al que fue víctima tuvo un factor de discriminación racial por su origen afrodescendiente garífuna y resultó en su encarcelamiento en un procesamiento injusto.

Colón fue privado de su libertad en el Centro Federal de Readaptación Social No.4, noroeste en Tepic, Nayarit en México, acusado de haber cometido diversos delitos federales como delincuencia organizada, acopio de armas de uso exclusivo del ejército y delitos contra la salud en su modalidad de posesión de cocaína y marihuana con fines de comercio.

Acciones realizadas por el CONADEH:

El 04 de agosto de 2014, El titular del CONADEH dirigió una misiva a la Secretaría de Relaciones Exteriores en la que recomienda que interceda por el compatriota migrante Angel Amílcar Colón para que la Procuraduría General de la República de México examine a fondo el expediente, la tortura denunciada, el debido proceso incumplido y los cargos imputados.
Así mismo, sugerir el inicio de una investigación y la emisión de la respectiva recomendación por parte del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) en México.

05 de agosto de 2014. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, instó a la Procuraduría General de la República de México (PGR) que valore las pruebas y retire los cargos contra el migrante hondureño Ángel Amílcar Colón, detenido en Tijuana desde marzo del 2009, por el delito de delincuencia organizada.

El 16 de agosto de 2014. El CONADEH remitió una serie de documentos a la Procuraduría General de la República de México a través del Centro Prodh, donde se destaca que en la Coordinación Regional de Antecedentes Penales de Tegucigalpa se hace constar que Angel Amilcar Colón no tiene antecedentes penales.

Que en la Sección de Archivo Criminal de la Dirección Nacional de Investigación Criminal, no se encuentra registrado que haya cometido delito o falta alguna.

Que la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) expresa que Angel Colón fue vicepresidente de la Organización y se destacó como defensor de los derechos territoriales y humanos del pueblo hondureño con un comportamiento ejemplar.

Otra constancia de antecedentes policiales consta que Angel Amilcar Colón no se encuentra registrado que haya sido reseñado por suponerlo responsable de la comisión de algún delito o falta.

El 19 de agosto de 2014, el titular del CONADEH se dirige al Congreso Nacional para que se presente una moción orientada a respaldar e intensificar las acciones realizadas en la protección internacional de Angel Amilcar Colón, solicitando respetuosamente a la Procuraduría General de México examine exhaustivamente todos los aspectos del caso que fundamentan el debido retiro de la causa contra el migrante hondureño y que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación de México se pronuncie prontamente sobre el oficio de queja presentado sobre el caso.

En septiembre de 2014, por gestiones del CONADEH, tanto July Alexandra Baltazar Martínez (esposa) como su hijo, Alex Colón Baltazar, viajaron a México para ver por primera vez en la cárcel de máxima seguridad a Angel Amilcar Colón.
El 29 de septiembre de 2014. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, se reunió con el director del Centro Prodh Mario Patrón.

El 30 de septiembre de 2014. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, el embajador de Honduras en México, Mariano Castillo se reunieron en la Procuraduría General de la República de México, con la sub Procuradora de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, Eliana García y el Sub Procurador de Control Regional y Procedimientos Penales y Amparo Ancelmo Jiménez Cruz, para abordar el caso de Angel Amilcar Colón.

El 16 de octubre de 2014, Angel Amílcar Colón fue dejado en libertad.

CRONOLOGIA DEL CASO ANGEL COLON
Antecedentes del caso:

Ángel Amilcar Colón, nació el 21 de octubre de 1976 y es originario de la comunidad de Plaplaya, municipio de Juan Francisco Bulnes, Departamento de Gracias a Dios en Honduras.

En su juventud, Ángel Amílcar ingresó al Instituto San Pedro Apóstol en Sangrelaya Iriona, Departamento de Colón, como aspirante a la vida sacerdotal.

Su dirección espiritual en ese tiempo estuvo a cargo de Ismael Moreno Coto, S.J. (conocido como “Padre Melo”), actualmente director del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC, organización de derechos humanos hondureña, fundada por la Compañía de Jesús) y de Radio Progreso.

Ángel destaca por su fuerte compromiso social.

Fue presidente de la Asociación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Honduras y participó en la articulación de Afroamérica XXI en Honduras. Entre los años 2001 y 2003, laboró en la Asociación Hondureña Mujer y Familia, organización que se dedica a proteger el derecho de las personas a acceder a servicios de salud sexual y reproductiva.

También trabajó en una organización muy reconocida en el país y a nivel internacional, la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh) –de la que incluso fue directivo

Su viaje a México

7 de enero de 2009, Angel Amilcar Colón partió de Honduras hacia la ciudad de Nueva York, en compañía de su esposa July Alexandra Baltazar Martínez, con quien llegó hasta Guatemala. El 1 de marzo llegó a Tijuana

5 de marzo de 2009. Conoció a una persona que le prometió ayudarlo a cruzar la frontera con Estados Unidos. Ese mismo día fue trasladado a una casa cerca del lugar donde fue detenido, La persona le comentó que debía esperar varios días para luego cruzar ilegalmente a Estados Unidos de América.

El día de su llegada al inmueble citado, le dieron la orden de no ver por puertas y ventanas así como de no acercarme a ellas, al igual de no entrar a las habitaciones; que podía ir a tomar sus alimentos a las ocho de la mañana, una de la tarde y siete de la noche y retornar al área asignada en el domicilio.

Le designaron realizar el aseo de la casa habitación para le facilitaran los alimentos para subsistir. Se le instruyó que no preguntara nada de lo que viera y oyera; que no entrara a las habitaciones si no era por indicación de una de las personas que se encontraban en el domicilio; que no se asomara hacia el exterior del inmueble si es que quería seguir con vida.

9 de marzo de 2009. Policías entraron violentamente a la casa donde durante se encontraba Angel, tras lo cual fue arrestado. Durante las 15 horas que siguieron a la detención, Angel fue trasladado de un lugar a otro, torturado psicológicamente, humillado y amenazado.

Los golpes violentos y las detonaciones de armas de fuego sobre la casa en la que se encontraba, Angel procedió a buscar un lugar seguro por lo que decidió correr del lugar, saltó de la segunda planta y posteriormente la barda del inmueble, donde fue detenido por la Policía Estatal Preventiva (PEP), en un barranco.

Le golpearon el costado derecho con algo metálico y posteriormente le remangaron la camisa y le taparon la cabeza con ella y le hicieron caminar hincado de rodilla hacia una loma en donde le pareció que se encontraba mucha gente entre ellos amarrados sobre el suelo, bajo patadas y puñetazos en el estómago llegó a la loma, situación que le generó que se le pelaran sus rodillas.

10 de marzo de 2009. Fue iniciada la averiguación previa. En horas de la madrugada fue trasladado a la Procuraduría General de la República, tirado sobre el piso del estacionamiento sin camisa, bajo frío amaneció y fui internado en las celdas del lugar bajo la custodia de los AFI, en donde conoció de vista más no de trato a las personas que señala el auto de formal prisión.

Fue trasladado al Segundo Batallón, donde se le amenazaba con llevarlo al cuarto en donde le pegaban a la gente. El realizaba las humillaciones desagradables que le pedían para evitar la macaneada que pretendían darle. Lo pusieron a limpiar zapatos de otros detenidos con su saliva. dar su vestimenta a otros, realizar posturas militares que no sabía cómo hacer, lo insultaban y lo convirtieron en el payaso que divierte a su público.

11 de marzo de 2009: Exhausto del maltrato en horas de la madrugada se le hizo firmar los primeros documentos bajo presencia de militares encapuchados y tres civiles que se identificaron pertenecer al Ministerio Público, dos mujeres y un hombre con actitudes amenazantes y no le quedó otra opción que firmarles cuanto papel le traían ya que me sentía perdido.

Se le asignó un abogado, frente a los agentes del Ministerio Público se le quitó el vendaje que traía cubriéndole los ojos, dos soldados a su lado y los agentes manipulando las palabras, se construyó su declaración ministerial y con murmullos de calentaditas por parte de los presentes si no les facilitaba las cosas con la firma.

15 de marzo de 2009. Fue llevado al Veintiocho Batallón donde fue puesto bajo arraigo.

19 de abril de 2009. Una vez que se venció la fecha del arraigo, se le volvió a notificar de un segundo arraigo y fue trasladado al centro de arraigos del Distrito Federal.

25 de mayo de 2009. El Ministerio Público consigno la averiguación previa y solicitó librar una orden de aprehensión en contra de las 11 personas detenidas.

31 de mayo de 2009. El Juez Primero de Distrito dictó auto de formal prisión en contra de Angel y sus coacusados, quienes apelaron la decisión.

27 de septiembre de 2009. El hijo de Angel Amilcar Colón, Angel Colón Baltazar, falleció a la edad de 7 años.

13 de mayo de 2010. El Tribunal Unitario de Circuito del Centro Auxiliar de la Quinta Región, con sede en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, dictó resolución donde únicamente se modificó el auto de formal prisión, dictado en contra de Angel, es decir, no entró al estudio del fondo del asunto.

18 de abril de 2011. Angel promovió juicio de amparo indirecto en contra de la resolución que modificó el auto de formal prisión

01 de octubre de 2011. El juicio fue resuelto por el Segundo Tribunal Unitario del Vigesimocuarto Circuito con el No. 86/20011, que concedió a Angel el amparo y protección de la justicia federal para que el Primer Tribunal Unitario del Vigesimocuarto Distrito dicte otra nueva resolución fundando y motivando adecuadamente.

30 de agosto de 2012. El Primer Tribunal Unitario del Vigesimocuarto Distrito dictó un nuevo acto de formal prisión reiterando la acusación por los delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y acopio de armas de uso exclusivo del ejército.

EL 21 de julio de 2014. El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) presentó públicamente su defensa del caso de Ángel Amílcar Colón Quevedo, hondureño de origen garífuna, criminalizado y torturado en México por su condición de migrante y su origen étnico.

En esa misma fecha Amnistía Internacional lo declara preso de conciencia por considerar que la tortura y el maltrato al que fue víctima tuvo un factor de discriminación racial por su origen afrodescendiente garífuna y resultó en su encarcelamiento en un procesamiento injusto.

El 24 de julio de 2014. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, exhortó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México a investigar la denuncia en contra de las autoridades policiales mexicanas responsabilizadas de torturar al migrante hondureño Angel Amílcar Colón, detenido en ese país desde el año 2009.

El 31 de julio de 2014, El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, dirigió una misiva al Congreso Nacional en la que hace un informe pormenorizado del caso y le pide que a través de ese poder del Estado que realice las gestiones necesarias para apoyar al migrante hondureño, hasta lograr su libertad. En la misma considera que el gobierno de Honduras debe asegurar la “protección internacional” del defensor de los derechos humanos Ángel Amílcar Colón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.