Empresa privada pide a políticos no aprovecharse de tragedia futbolística para hacer proselitismo

0 322

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep),a través de un comunicado, lamentó los hechos del pasado sábado 17 de agosto, donde cuatro personas perdieron la vida producto de enfrentamiento entre aficionados del Motagua y Olimpia en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.

En ese sentido, pidió que se haga una fuerte investigación de los hechos que fueron ejecutados por un “grupo de criminales”.

De igual forma, mandó un mensaje a todos a los políticos, a no aprovecharse de la situación haciendo proselitismo político.

El escrito señala que la sociedad hondureña no puede seguir soportando estas acciones de violencia y las rechazamos de manera contundente. “Les pedimos a todos los hondureños que denunciemos y que no seamos indiferentes ante cualquier acto de violencia que se da desde los hogares, los centros de estudio, los eventos públicos y de esparcimiento, para poder lograr una Honduras de Paz”.

“Es reprochable e inaudito que las fuerzas del orden no hayan previsto y preparado un plan de contingencia profundo, dado que este evento deportivo en los últimos años ha generado violencia entre los aficionados, se deben de tomar las medidas indispensables para que estos sucesos violentos no se repitan”, agrega.

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, en primer instancia se solidarizó con las familiares de las personas fallecidas y con el de las otras que resultaron heridas en las afueras y dentro del recinto deportivo capitalino.

“Esto es lamentable, perjudican la paz social y el clima de inversiones en Honduras. Nos vemos como un país en barbarie cuando no lo somos. Esa situación del sábado en la noche, en un partido no debe repetirse; y creo que deben tomarse decisiones trascendentales y contundentes para que se puedan limitar las barras bravas”, recomendó Medina.

“Por favor eso no debe seguir, porque no se puede negociar con esas barras; unos aficionados que son muy emotivos, está bien, pero el hecho de llegar a pelearse y asesinar, que estén matando y que haya unas 200 personas viendo y no podamos hacer nada al respecto, realmente dice: que nuestra sociedad está llegando a un colapso, que estoy seguro que nadie lo quiere en Honduras”, evidenció el empresario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.