Eminem reveló que casi muere de una sobredosis

0 90

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sábado, el rapero estadounidense Eminem celebró su incorporación al Salón de la Fama del Rock and Roll interpretando un set de seis canciones que contó con apariciones sorpresa de Steven Tyler y Ed Sheeran. Durante la ceremonia, también habló de su adicción que casi le cuesta la vida.

El artista cuyo nombre real es Marshall Mathers interpretó éxitos como ‘My Name Is’, ‘Rap God’, ‘Forever’ y ‘Not Afraid’. También se asoció con Tyler de Aerosmith en ‘Sing for the Moment’ y Sheeran en ‘Stan’.

Eminem fue presentado por su mentor Dr. Dre quien habló del “regalo innegable del rapero de Detroit. “Sus letras crudas, oscuras y humorísticas, junto con una cadencia impecable, sobresalían de todo lo que había escuchado antes, y tenía hambre”, dijo Dr. Dre sobre Eminem.

“Los dos lo éramos artistas en situaciones de vida o muerte: él estaba desesperado por encontrar una manera de alimentar a su familia y yo estaba buscando algo en lo que hincarle el diente creativamente. Cada uno de nosotros era exactamente lo que el otro necesitaba y estaba dispuesto a apostar toda mi carrera en ello”, agregó su también productor.

Eminem pudo mostrar un espejo de la América blanca al mismo tiempo que expresaba el dolor de vivir en la pobreza en familias disfuncionales sin esperanza”, continuó Dr. Dre. “Eminem llevó el hip-hop al centro de Estados Unidos y ofreció a los niños que se parecían a él una forma de conectarse con él”.

“Los dos lo éramos artistas en situaciones de vida o muerte: él estaba desesperado por encontrar una manera de alimentar a su familia y yo estaba buscando algo en lo que hincarle el diente creativamente. Cada uno de nosotros era exactamente lo que el otro necesitaba y estaba dispuesto a apostar toda mi carrera en ello”, agregó su también productor. Y continuó: “Eminem pudo mostrar un espejo de la América blanca al mismo tiempo que expresaba el dolor de vivir en la pobreza en familias disfuncionales sin esperanza”, continuó Dr. Dre. “Eminem llevó el hip-hop al centro de Estados Unidos y ofreció a los niños que se parecían a él una forma de conectarse con él”.

Durante su propio discurso de aceptación, Eminem comentó: “Probablemente se supone que no debo estar aquí esta noche por un par de razones. Una de ellas es que soy rapero, y este es el Salón de la Fama del Rock and Roll. Y solo unos pocos de nosotros en este momento ya hemos sido admitidos. En segundo lugar, casi muero por una sobredosis en 2007, lo cual apesta”.

Reveló que “tardó mucho tiempo” en que su cerebro volviera a funcionar después de aquella dramática situación de diciembre de 2007. Y ahora, Eminem admitió que casi muere cuando se excedió en el consumo de metadona aunque indicó que la música “le salvó la vida

El rapero, de 50 años, le pidió a su hija Hailie Jade Mathers, de 26, que se tapara los oídos durante la ceremonia en el Teatro Microsoft de Los Ángeles, mientras hablaba sobre su adicción y confesó que encontraba “las drogas jodidamente deliciosas”, lo que hacía casi imposible dejarlas. Eminem dijo: “Me doy cuenta del honor que es ahora mismo estar aquí esta noche, y el privilegio que es hacer la música que amo.La música básicamente me salvó la vida”.

“Realmente tuve que abrirme camino para tratar de avanzar en esta música, y estoy muy honrado y estoy muy agradecido de poder estar aquí arriba haciendo música hip-hop porque lo amo tanto”, concluyó.

Eminem también actuó en la 37ª ceremonia anual de inducción al Salón de la Fama del Rock and Roll, abriendo con una versión de su canción de 1999 ‘My Name Is’ y siguiendo con ‘Rap God’ y ‘Sing for the Moment’.

El rapero estaba luchando contra una adicción a los medicamentos recetados cuando fue hospitalizado en diciembre de 2007 después de una sobredosis de metadona antes de ir a rehabilitación. Anteriormente admitió que sus adicciones a Vicodin, Valium, Ambien y metadona comenzaron mientras filmaba la película autobiográfica de 2002 “8 Mile”.

Le dijo a la revista Rolling Stone en 2011: “Estábamos haciendo 16 horas en el set. Un día alguien me dio un Ambien y me dejó inconsciente. Yo estaba como, ‘Necesito esto todo el tiempo’”.

En septiembre, durante una entrevista íntima en el podcast de Paul Pod, presentado por Paul Rosenberg, de 51 años, Eminem habó sobre sus adicciones: “Mi cerebro tardó mucho en volver a funcionar”. Después de esa crítica situación, el artista de The Real Slim Shady volvió a consumir, pero estaba asustado por la experiencia cercana a la muerte y entró en rehabilitación. Finalmente se puso sobrio en abril de 2008.

Durante el diálogo, su manager Rosenberg preguntó: “Estás aprendiendo a rapear de nuevo casi literalmente, ¿verdad? Porque es la primera vez, probablemente, que estabas creando sin tener sustancias en tu cuerpo en… ¿cuantos años?’”.

El compositor admitió en una entrevista con Vulture en 2017 que la música que creó mientras era adicto y en recuperación no era la mejor. “Encore (el álbum antes de su sobredosis) fue mediocre, y con Relapse, fue lo mejor que pude hacer en ese momento”, dijo.

“Estaba tan atolondrado que la gente que me rodeaba pensó que podría haberme causado daño cerebral. Estuve en esta extraña niebla durante meses. Como, literalmente, no tenía sentido, había pasado tanto tiempo desde que había hecho voces sin una tonelada de Valium y Vicodin. Casi tuve que volver a aprender a rapear”.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.