Embajadora de EEUU visita neonatología durante donación

0 105

Con el propósito de apoyar el sistema de salud hondureño, la Fundación General Electric, entregó este día una importante donación a la sala de Recién Nacidos del Hospital Materno Infantil.

La ayuda consiste en equipo médico, que consta de dos incubadoras, dos maquinas de presión continua tipo CPAP y un ultrasonido, que serán utilizadas por los neonatos.

De igual manera donaron 5,000 mantas para bebés, con este gesto se refuerza el compromiso de General Electric con la región y la alianza entre la Fundación GE y el Hospital Escuela.

Estas colchas son gestión de los miembros del Foro Hispano de Colaboradores de GE, es parte de la iniciativa Blankets for Babies (Mantas para Bebés) presentada el pasado año para proveer estos insumos a los más necesitados.

El Presidente de GE para Centroamérica y El Caribe, Hector Aguilar, resaltó el compromiso que, desde 2007, mantiene la empresa con el país y que se ha traducido en una inversión de US$ 9.1 millones en seis hospitales y la donación total de 16.000 mantas.

El director del Hospital Escuela, el doctor Roberto Esquivel, manifestó su agradecimiento por el donativo que recibió para atender a los recién nacidos que están en esta área porque requieren cuidados especiales por las condiciones de salud en las que nacen, como bajo peso, malformaciones congénitas y problemas respiratorios, entre otras.

En el Materno Infantil nacen un promedio de 60 niños y niñas a diario, de éstos 45 son por vía vaginal y 12 o 15 por cesárea. Al año se estima el alumbramiento de 18 mil menores, pero este año se ha proyectado el nacimiento de 22 mil bebés ya que se han incrementado la cifra de los embarazos.

Entre los participantes destacan David Barash, Director del Portafolio de Salud Global Health y Jefe Médico de la Fundación GE, Héctor Aguilar, CEO de GE en Centroamérica y El Caribe, la Embajadora de Estados Unidos en Honduras, Lisa Kubiske, el director del Hospital Escuela, el doctor Roberto Esquivel y el jefe de Neonatología, el doctor Armando Flores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.