Embajador de Honduras en España apoyó la segunda brigada de urología

0 229

España.

Por iniciativa del Embajador de Honduras en España, Norman García se realizó la segunda brigada Hispano-Hondureña de Urología en la zona sur, donde realizaron 70 intervenciones quirúrgicas gratuitas con el fin de beneficiar a hondureños de escasos recursos con altas incidencias de enfermedades renales y de vías urinarias.

El Jefe de Misión Diplomática en España, tras haber gestionado una donación de equipo oftalmológico al hospital público de San Lorenzo en el 2012, y apoyar a la Brigada Médica de Urólogos que viajó a Honduras a principios del 2013, vio la posibilidad de enlazar al equipo de médicos con la Fundación Agrolíbano.

La primer brigada médica se realizó en noviembre del año pasado, en un viaje que inició como una prueba piloto, resultando en una alianza que ahora beneficia a cientos de hondureños.

La labor humanitaria se desarrolla gracias a la Fundación Agrolíbano, la Fundación Coen y Laboratorios IPSEN, diez médicos urólogos de España de gran prestigio viajaron a Honduras, entre ellos: Manuel Ruiz Serrano de Valladolid, Víctor Martínez Silva de Madrid, Alejandro Martín Prada de Salamanca, Antonio Rodríguez Pérez de Sevilla, José Gómez Jiménez de Almería, Rafael Ruiz de la Muela de Jaén, Francisco Javier Virto Bajo de Logroño, Manuel Ruiz Ramos de Pamplona, Jorge López Tello de Madrid y Juan Carlos Ramírez Fernández de Madrid.

El Dr. Juan Carlos Ramírez Fernández compartió su maravillosa experiencia de viaje con la Embajada de Honduras en España y expresó que “cuando se te ofrece la posibilidad de colaborar en una misión humanitaria, en principio uno se siente gratificado, sobre todo si se es médico, cuya razón de ser es curar o aliviar a quien lo necesita, pero la realidad superó las expectativas”.

Al llegar a la los hospitales de San Lorenzo y Choluteca, el equipo médico se enfrentó al dolor real de los pacientes que ansiosa-mente les esperaban como una solución a sus sufrimientos. Es importante mencionar que tanto para el Dr. Ramírez Fernández, la labor realizada no hubiera sido posible sin el apoyo de los médicos hondureños, Eric Barahona y Saúl Juárez, que junto a su excelente equipo de anestesistas, enfermeras y personal auxiliar lograron dar una oportunidad de vida a muchas personas que llevaban años en espera de esta ayuda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.