Elke Jackson: Virtuosa madre y pionera de la floristería en Roatán

0 390

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El aroma a una rosa es comparado con el alma de una mujer y el secreto de unir ambas cosas, es conversar con una florista; llena de color, recuerdos y nostalgias Elke Jackson nos transporta en un mundo que irradia amor.

Nació en Puerto Cortés, pero es isleña de corazón porque afirmó que solo estuvo pocas semanas viviendo en ese lugar y luego se trasladó a vivir en la comunidad de Jonesville donde le encantó vivir su niñez.

Según sus recuerdos Jackson disfrutó una infancia común entre los niños isleños ‘‘No lo cambiaría por nada, fue muy sano, muy bonito, era de jugar afuera, de pasar en la playa, aunque fui asmática y entonces no me dejaban nadar mucho, pero esa era la vida solo jugar y divertirse afuera porque casi nadie tenía televisor’’.

Estudios

La primaria la hizo en Jonesville y parte de la secundaria en el Instituto Honduras porque su mamá era directora de ese centro escolar por muchos años. Luego estudio en el CEA de Peña Blanca, Cortés que era una institución Adventista y posteriormente paso a estudiar en Costa Rica la carrera de Educación.

Jackson dijo «Trabajé en CEA un poco, en el adventista trabajé dos veces, pero mi fuerte fue hacer las cosas de decoración y el arte».

Inspiración

‘‘Mi fascinación de niña era colorear y empezaba a decorar cosas de la casa, se las daba a mi mamá, cosas como las canastitas de bodas que hacían con papel crepé y yo chiquita las hacía; mi encantaba era dibujar y cuando fui creciendo yo le decoraba la casa a mi madre, yo hacía incluso cojines y arreglaba al final todo el hogar’’ manifestó.

Desde 1998 ya le pedían diferentes arreglos florales, ese fue el año que le pidieron hacer un arreglo para una boda sencilla, pero especial para que fuera impulsada por su visión.

Para inspirarse cuando volvió a la isla dijo que su cuñada, Laura McNab, también era muy buena en la decoración y se inspiró en querer realizar arreglos florales y fue así como nace en 2005 la idea de crear su propio negocio de floristería.

Retos

Aunque ella fue de las pioneras en la isla, para Jackson su floristería no siempre era todo color de rosas y enfrentó varios desafíos para llegar a convertirse en exitoso a nivel departamental e incluso La Ceiba.

‘‘Cuando empecé la tienda no era muy fácil porque me acuerdo que el local era muy grande y tenía bastante espacio que no podía rellenar, pero poco a poco se fue levantando, recuerdo que me arriesgue a traer flor natural y no tenía experiencia con la flor natural, pero soy observadora y la experiencia me enseñó mucho más la hermana de una cuñada me instruyó un poco porque ella tuvo una floristería que había cerrado con los proveedores en San Pedro Sula’’ destacó.

Remarcó que también recibió cosas de la antigua floristería en SPS y asimismo le recomendaron proveedores y así empezó poco a poco en la industria de las flores y la decoración.

Este negocio permaneció por tres años, lugar que le permitió ser buscada por clientes y abrirse a nuevas posibilidades; en el 2008 decidió ponerle fin a este sitio.

Primeros pedidos

Abrió para estas épocas de mayo y cataloga como sencilla su primera obra que hizo para una boda: ‘‘Recuerdo más que todo el ramo de la novia, uno natural y otro artificial, tenía unas Stargazer (tipo de lirio) y luego hice la boda de Jennifer McNab en junio y la de Mazie que fueron mis primeras tres bodas que hice al abrir la tienda’’ sostuvo.

Los centros de mesa era uno de sus distintivos.

Jackson indicó que siempre hacía buenos arreglos para entierros, días de las madres y el día más movido que era San Valentín, pero que también botó mucha flor porque las personas no estaban acostumbradas.

Opciones

Posteriormente uso la estrategia de llamar amigos para decirle que le regalaran a sus esposas para cumpleaños y otro tipo de fechas, empezó a trabajar con Mayan Princess cuando el gerente era Daniel Romero, su esposa era Karla y le hizo a una muchacha de French Cay su boda en el hotel y comenzó a realizar arreglos allá, hice muchas bodas en Mayan Princess, luego pase dos años en los eventos de Infinity Bay, también un tiempo estuvo laborando para Pristine Bay.

Pero contra viento y marea seguían llegando más retos que debía superar como la cultura de la población isleña sobre regalar una flor natural, fue lo más difícil porque las personas no conocían este campo.

Su empresa llamada ‘‘Elke’s Bouquet» enfrentó varios retos, pero disfrutó cada momento aunque tuvo que de alguna manera como pionera convencer a la población la importancia de un hermoso detalle que representa una flor natural.

‘‘Todavía hay personas que me dicen que prefieren que le hagan arreglos de flor artificial para cementerios o cosas así porque dicen que durará más, pero ya muchos tienen la cultura de pedir flor natural’’ aseguró.

Calidad

Si en algo resaltó cada trabajo que ella realizó para lograr el asombró de sus clientes fue su creatividad es en la calidad de cada producto entregado donde demostraba su verdadera capacidad y amor a los detalles artísticos.

‘‘Tuve la bendición que muchas personas me han dicho que le gustan mis flores o que identifican mi flor. Yo invertía en mis flores porque siempre pedía de Estados Unidos por internet y las mantenía con Flora Life para más duración’’ agregó.

De esta forma sus pedidos llegaron también al municipio de José Santos Guardiola, Utila, Guanaja e incluso el exterior como Estados Unidos, todo debido a su profesionalismo en cada entrega.

‘‘Una de las cosas más importantes para mí era la calidad, para mí era muy importante porque cuando algo salía de mi negocio me representaba a mí, por lo tanto quería que todo quedaba bien hecho’’ indicó.

Metas

Jackson llegó a revolucionar el mundo de las flores en la zona, basada en la propuesta de usar malla de pesca blanca y caracoles como decoración isleña; provocó que sus clientes se sintieran identificados.

Ella ante todo respetaba los gustos de cada persona y siempre preguntaba que estilos o como le gustaría la elaboración de su trabajo, pero muchas veces también le pedían su inspiración y fue donde Jackson explotó todo su potencial.

Su satisfacción al final era la relajación que brindaba trabajar con las flores, aunque días como San Valentín representaban estrés y horas sin dormir, al realizar la entrega la reacción de las personas al ver las flores era algo especial para ella, ver caras de alegría y el complacer de esa manera a las personas eso solo lo calificó como una bendición en su vida.

Retiro

Fueron varios los factores, pero Jackson quiso compenetrarse más con su familia y dedicarle su vida a Dios, aun con nostalgia señaló que disfrutó su momento tanto en su empresa como decorando (que todavía lo realiza en su hogar) y es feliz porque la industria hotelera la hacía trabajar los sábados y ella no podía por sus creencias cristianas.

Elke Jackson es fanática del dibujo.
Elke Jackson es fanática de la pintura.

La música

Desde pequeña Jackson tenia diversos talentos, esta completamente convencida de amar el arte de decorar y dibujar; pero también logró un placer al descubrir el mundo musical y el deporte, etapas que disfrutó y marcos al igual que el arte, su vida.

El piano nunca lo dejó del todo porque en las noches cuando había poca gente en la iglesia siempre tocaba el repertorio que se sabía.

Añadió que también cantaba pero… ‘‘Me daba pena hasta que mi papá me dijo que me daría un lempira cada vez que cantara en la iglesia y así comencé a cantar’’.

Del mismo modo, sus hijos adoptaron el área musical de ella donde los apoya y disfruta que tengan los mismos gustos.

‘‘Mi hijo Emerson saco el lado artístico, es super creativo, es autodidacta porque se sentó y aprendió con YouTube a tocar guitarra, también compone canciones y canta muy bonito, además dibuja’’ pormenorizó.

‘‘Gary es deportista, pero también le gusta la música y la niña tiene un excelente oído y sabe dibujar bien para su corta edad’’ acotó la talentosa artista.

Un día con Elke Jackson:

  • Primero hago mi devoción a Dios, llevó a mis hijos a la escuela, arreglo la casa, hago trabajos pendientes y pasar en contacto con mis hijos y esposo.
  • Me gusta coleccionar cosas, como platos, antigüedades, pintar vintage o sea de forma antigua, tengo muebles de más de 70 años, tengo máquina de costurar de los años 30 y cosas así.
  • Me gusta viajar, leo la biblia y me molesta la injusticia.
  • Mis platillos favoritos son los que llevan coco, platillos isleños aunque no consumo mucha carne, me gusta la cocina vegetariana, me gusta la diferente manera de cocinar y ser creativo para que sean saludables.

“Aunque llevo más de un año de haber cerrado siempre me llaman, entonces recomiendo a las demás floristerías, nunca se rindan y usen su creatividad para seguir adelante” expresó Jackson.

Y añadió “Hice bodas de Nicole Brady, Jennifer McNab, Mazie , Collette y Alex, hice de Sara, los 15 años de Takashi, Gina y Dan y de muchas más personas isleñas”.

Consejos:

“Este trabajo toma tiempo y ponerle cabeza, hay que investigar, aprender la temperatura, etc;  el éxito de la empresa es la perseverancia y dedicación es el éxito de este tipo de empresas. En la costa dicen florería, yo tenía floristería y decoración para eventos, yo la verdad hacía de todo”.

Se describe como artística porque le encanta todo lo relacionado tanto pintar, cantar, tocar, decorar “porque hasta a mi carro lo quiero decorar con flores” entre otros.

Roatán: es mi hogar, un lugar muy hermoso, va mucho más de las playas, la comida, tiene tanta riqueza cultura dentro y siempre estaré orgullosa, donde quiera que vaya voy a promocionarla, porque su gente es muy amigable.

Las bodas siempre destacaron entre sus mejores decoraciones.

BL/Diario Roatán

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.