Elaboran Guía de Lineamientos para la Higiene y Manejo Adecuado de Residuos Sólidos durante la pandemia del COVID 19

0 271

A fin de tener un manejo adecuado de los residuos sólidos, prevenir contagios, proteger al personal que realiza labores de limpieza, recolección, separación, transporte y disposición final de residuos, la Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), a través de la Dirección General de Gestión Ambiental (DGA), elaboró la Guía de Lineamientos para la Higiene y Manejo Adecuado de Residuos Sólidos durante la pandemia del COVID 19.

El gobierno central, las municipalidades, la empresa privada y la población en general deben considerar las recomendaciones o prácticas de higiene, incluido el manejo adecuado de residuos sólidos como un aspecto de salud pública para evitar y prevenir el contagio, sobre todo en el manejo adecuado de los tipos de residuos, comunes y peligrosos.

Los estudios muestran que el Coronavirus puede sobrevivir de 2 a 8 horas en aluminio, en vidrio 4 días, papel de 4 a 5 días, plástico hasta 5 días, madera 2 días, ropa 8 horas. Todas estas superficies se convierten en medios de transmisión y al entrar en contacto con estas las personas se contagian.

En consecuencia, debemos cerrar todas las puertas de entrada y salida del virus, de allí la importancia de tomar medidas de higiene, bioseguridad y de saneamiento como medidas para cortar la cadena de transmisión, de aquí surgen un sin número de recomendaciones para el manejo de residuos pues se debe prever posibilidades de contagios a través de estos.

Recomendaciones en la generación

Para el manejo de residuos se plantea el uso de guantes de látex o nitrilo, y mascarillas que deberán reemplazarse diariamente o después de cada uso. También se recomiendan lineamientos para la higiene, como el lavado de manos, uso del gel con base alcohol y el distanciamiento social. 

Sobre el cuidado y manejo de residuos sólidos en hogares donde se han confirmado casos de contagio por el virus, se recomienda depositar los residuos con doble bolsa y rociarlas cuidadosamente con una solución de desinfección (4 cucharadas de cloro por litro de agua), además de mantenerlos debidamente etiquetados con un rótulo que diga “No Abrir, Covid-19” y almacenados preferentemente por 72 horas, en un lugar ventilado lejos de mascotas o animales que pudieran abrir las bolsas, hasta que sean recolectados.

Las organizaciones, instituciones y empresa privada deberán establecer un protocolo de manejo interno de residuos, clasificando y separando los materiales y equipos de protección, utilizando contenedores o recipientes diferenciados, considerando las medidas de desinfección antes de ser vertidos en estos.

Al momento de desechar mascarillas, guantes, gorros, toallas húmedas u otros materiales o equipos de protección personal, estos deben de ser inmediatamente depositados en los recipientes destinados para tal fin, debidamente identificado como residuo infeccioso separándolos de los demás residuos. En el caso de las mascarillas, antes de desecharlas se recomienda que estas sean cortadas para asegurarse que las mismas no serán recuperadas para su reutilización.

Recomendaciones en la Recolección y Transporte

Quienes trabajan en la recolección y transporte de los residuos sólidos, deben establecer protocolos de cuidado como la revisión de sus condiciones básicas de salud antes de ingresar a su trabajo; las medidas de limpieza y uso de equipo de protección personal antes, durante y después de laborar; así como el aseo minucioso con solución de desinfección de superficies, herramientas, áreas de trabajo, fumigación externa y desinfección interna de vehículos.

Recomendaciones en la Disposición Final

MiAmbiente+ exhorta de manera especial sobre la importancia de considerar diferentes alternativas de eliminación o disposición final de los residuos sólidos, que se adecuen a la realidad de cada municipio o empresa, considerando diversos factores económicos, sociales, espacio, efectividad, con el objetivo de hacer una eliminación segura tanto para el medio ambiente, sus recursos naturales y la salud humana.

En caso de utilizar la incineración como método de eliminación para residuos sanitarios infecciosos se debe tener en cuenta cumplir con lo dispuesto en el anexo número 10 del Reglamento para el Control de Emisiones Generadas por Fuentes Fijas, considerando que para la Organización Panamericana de la Salud (OPS) los residuos asociados con la COVID 19 no se deben de gestionar de manera diferente a otros residuos infecciosos.

Para la disposición final en rellenos sanitarios, se debe usar el método del entierro, mediante la construcción de trincheras o fosas de 1,5 m de ancho, 1,5 m de longitud y 2 m de profundidad, para los residuos de 200 personas, durante diez días. Para poblaciones mayores, se debe aumentar proporcionalmente el área de la trinchera hasta una dimensión máxima de 3m x 3m.

Al final de cada día para inertizar o dejar inactivo los residuos, éstos se rocían con cal en cualquiera de sus presentaciones (Cal viva o cal hidratada), luego se cubre con 15 cm de tierra y se comprime (No se debe dejar la celda con residuos sin cubrir). Antes de que la trinchera esté llena se cubre con una capa de tierra apisonada de 40 cm, de tal forma que quede al nivel del terreno natural. Luego se excava otra trinchera sucesivamente.

En el caso de los botaderos a cielo abierto se debe informar a los pepenadores, que dada la emergencia de la pandemia del COVID 19 y los riesgos potenciales que ellos corren, deben suspender las labores de hurgar y recuperar materiales. En dicho botadero se debe asignar un lugar específico para los residuos infecciosos, de equipos de protección y sanitarios, provenientes de establecimientos de salud, instituciones, empresas, de viviendas y de áreas en cuarentena por casos comprobados por COVID 19.

Para la disposición final de residuos en estos sitios, se debe usar el método del entierro, mediante la construcción de trincheras o fosas de mínimo 2 m de ancho, 3 m de longitud y 2 m de profundidad (el tamaño puede cambiar de acuerdo a la población y generación de residuos), considerando que el nivel freático debe estar a 3.5 metros de la base de la trinchera o fosa.

Al final de cada día para inertizar los residuos, éstos se rocían con cal en cualquiera de sus presentaciones (Cal viva o cal hidratada), luego se cubre con 15 cm de tierra (No se debe dejar la celda con residuos sin cubrir). Antes de que la trinchera esté llena se cubre con una capa de tierra apisonada de 40 cm, de tal forma que quede al nivel del terreno natural, para evitar la dispersión y el contacto con estos residuos contaminados. De ser necesario se excava otra trinchera sucesivamente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.