El líder opositor venezolano Leopoldo López pone fin a la huelga de hambre

0 51

Venezuela.

El político opositor venezolano Leopoldo López abandonó este martes su huelga de hambre después de 30 días de protesta. El anuncio lo hizo su esposa, Lilian Tintori, en una rueda de prensa en la que mostró una carta, escrita a mano por López, y titulada «El cambio ya tiene fecha», en referencia al pronunciamiento oficial que hizo el lunes en la tarde el Concejo Nacional Electoral, fijando el día de las elecciones parlamentarias para el próximo 6 de diciembre.

El anuncio del CNE fue visto por la facción de la oposición que representa López como una victoria y un motivo para abandonar la huelga, a la que se fueron sumando también otros militantes de su partido, y a quienes se refirió en su carta. «A ustedes hermanas y hermanos, les pido con el corazón que asumamos con humildad los logros obtenidos en esta protesta y que juntos todos levantemos la huelga de hambre».

Hay incertidumbre de que todos acojan al llamado de López. Un grupo de opositores radicales conocidos como JAVU, que en el pasado han utilizado este método de protesta, incluso cosiéndose los labios, habían manifestado más temprano que no la abandonarían hasta que no se cumplieran otras exigencias. Tras conocer el anuncio de López, vía sus cuentas de Twitter, varios de ellos dijeron que se mantenían en huelga hasta que la Defensoría del Pueblo no hiciera algunos anuncios.

La fecha de las elecciones es solo uno de los objetivos que López y la oposición le exigen al gobierno. Los otros dos ítems del petitorio son la observación calificada internacional de las elecciones y la liberación de los presos políticos. Sobre éste último punto, afirmó López en su carta, que esperaba que la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía y el Tribunal Supremo de Justicia tomaran medidas en las próximas horas.

En cuanto a la observación internacional electoral, si bien la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijo que le extendía la invitación a la UNASUR, en calidad de acompañantes de los próximos comicios, la oposición venezolana considera que ésa no es una opción válida y han pedido a la Organización de Estados Americanos y a la Unión Europea una misión formal. Tras conocer el anuncio oficial del CNE, el secretario general de la OEA, Luis Almagro volvió a reiterar su ofrecimiento de participar como observadores.

Más allá de cómo la oposición venezolana continúe haciendo sus reclamos para una contienda que se anticipa difícil, la suspensión de la huelga de hambre de López es, ante todo, una noticia positiva para su familia, sus compañeros de partido, y también otros venezolanos, que aunque no necesariamente simpatizan con él, temían por las consecuencias que podría traerle a su salud y que el daño fuera irreversible. En las últimas horas, según Tintori, López ya no podía caminar y había perdido unos 15 kilos.

Fuera de los detalles que ha dicho su esposa, no existe información médica sobre el estado real de la salud de López. En días pasados, la familia le había solicitado a la Fiscalía que permitieran la revisión del político por parte de su médico personal. Pero a éste no lo autorizaron entrar a la cárcel de Ramo Verde, donde se encuentra detenido. Los dos médicos que envió la Fiscalía sí pudieron entrar al penal, pero López se negó a ser examinado por ellos.

El gobierno ha permitido que otros presos en estado de salud delicado sean llevados a centros hospitalarios y que luego pasen a prisión domiciliaria, como ha sido el caso del alcalde metropolitano, Antonio Ledezma.

Las autoridades venezolanas aún no se han pronunciado sobre la situación de López, quien es acusado de ser el responsable de las protestas violentas contra el gobierno, que se desarrollaron el año pasado y cobraron la vida de 43 personas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.