El Banco Mundial proyecta que Honduras crecerá 3.4% en 2014

0 153

Honduras tendrá un crecimiento económico de 3.4% en 2014, 3.8% en 2015 y 3.9% en 2016, proyecta el Banco Mundial (BM) en su informe Perspectivas económicas mundiales: Estrategia para la normalización de las políticas en países de ingresos altos.

Las cifras son bastante alentadoras si se contrastan con las opiniones vertidas por algunos economistas, empresarios y exfuncionarios de Gobierno sobre el paquete de medidas fiscales aprobado por el Congreso Nacional (CN) bajo la Ley de Ordenamiento de las FinanzasPúblicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión.

Entre los efectos negativos de las nuevas medidas figuran, según las fuentes, la disminución del crecimiento económico, de la inversión privada y de la generación de empleo, así como un impacto nefasto para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme).

A pesar de las proyecciones positivas para los años 2014, 2015 y 2016, el Banco Mundial advierte que para Centroamérica y el Caribe se observan ciertos “riesgos de deterioro” relacionados con el “incremento descontrolado” de las tasas de interés mundial y una disminución “brusca, prolongada y profunda” de los precios de los productos básicos en el mercado internacional.

De momento, el organismo indica que “las exportaciones se están recuperando en América Central, en parte gracias a la ampliación del Canal de Panamá”, aunque hasta hace una semana esa extensión estaba en peligro de concretarse por parte de la concesionaria española que está a cargo de la obra.

Alza en tasas de interés

Además, pide a las autoridades de los países, como Honduras, que enfrentan sendos endeudamientos con el sector público que formulen políticas que respondan a la restricción de las condiciones financieras mundiales.

“En los casos donde el espacio para maniobrar es limitado, los países pueden verse obligados a aplicar políticas fiscales restrictivas para reducir las necesidades de financiamiento o aumentar las tasas de interés para estimular la entrada adicional de flujos.

Donde existan reservas externas suficientes, estas se pueden utilizar para moderar el ritmo de los ajustes al tipo de cambio, mientras que la flexibilización de las regulaciones a la entrada de capitales y los incentivos a la inversión extranjera directa podrían ayudar a normalizar el ajuste”, establece el documento.
Acuerdos
Arturo Alvarado, exministro de Finanzas, considera que el crecimiento económico de este año estará sujeto a los acuerdos que surjan entre el Gobierno y el sector privado. No obstante, expone algunas claves: la promoción de mayor inversión y la diversificación de los mercados.

“Eso puede ayudar a dinamizar el crecimiento de la economía. Es lo más importante que debemos buscar, y obviamente tomar control de las finanzas públicas que es el problema que Honduras tiene. Hay que reducir el déficit”, sostiene.

Alvarado y otros expertos insisten en que una de las claves para mejorar el clima de inversión pasa por un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “El nuevo Gobierno necesita trabajar en esa dirección.

Llegar a un acuerdo con el FMI va a dar confianza y propiciará la estabilidad macroeconómica, pero también se debe respetar la propiedad privada y garantizar el combate a la inseguridad y corrupción”, añade.

Luis Larach, vicepresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), coincide en que la búsqueda de acuerdos es importante, pero es más relevante que se genere un clima adecuado de inversión que permita la inyección de los $5 mil millones que habían sido proyectados en 2011.

“La inversión fresca ha alcanzado apenas los $1,000 millones, cuando lo que deberíamos aspirar todos los hondureños es a los $5 mil millones y a tener un crecimiento en esos montos cada año para sacar a Honduras del subdesarrollo”, subraya.
El empresario indica que esa inversión de $1,000 millones es un monto “prácticamente nulo” y no genera mayores probabilidades de inserción en el mercado laboral.
Alrededor de 2 millones de hondureños tienen problemas de empleo, según el Cohep.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.