El Atalanta goleó al Valencia y dio un gran paso hacia los cuartos de final de Champions League

0 77

La continuidad de los octavos de final de la Champions League se dio en Italia. Después de la victoria del Atlético Madrid sobre el Liverpool y del triunfo del Borussia Dortmund frente al PSG, el Atalanta se presentó en Milán con la misión de continuar la tendencia contra el Valencia: sacar una ventaja de local.

Con la presencia argentina del Papu Gómez y José Luis Palomino en el combinado que hizo las veces de local en el San Siro, el elenco italiano fue el que hizo el trabajo más claro para ponerse en ventaja.

Una intervención de Pasalic que hizo lucir a Jaume Doménech representó la ocasión más peligrosa de la primera etapa. Si no hubiera sido por la notable reacción del arquero español, el encuentro se hubiese puesto a favor del equipo de Bérgamo.

De todos modos, el gol llegó gracias a una notable proyección del atacante con pasado en Arsenal, San Lorenzo y Catania. El Papu desarticuló a la defensa ibérica por el sector derecho y envió un preciso centro para la llegada de Hateboer, quien de primera festejó el 1 a 0. Atalanta jugaba bien y justificaba la victoria gracias al extraordinario circuito ofensivo.

La reacción del Valencia llegó mediante la pegada de Ferran Torres, quien hizo estallar un pelotazo contra el poste defendido por Gollini. El sonido metálico que paralizó al norte italiano fue un llamado de atención para los conducidos por Gasperini. Incluso un disparo cruzado de Gonçalo Guedes que se fue a centímetros estuvo cerca de sellar la igualdad. Antes de que termine el primer tiempo, el Equipo Che merecía el empate.

Cuando las cosas parecían complicarse para el Atalanta, Ilicic improvisó una acción a pura potencia para extender la diferencia. El esloveno con pasado en la Fiorentina se sacó de encima a tres hombres y la colgó del ángulo: 2 a 0 y al descanso. La ilusión de los cuartos de final se palpitaba cada vez más en la Italia Rica.

En la reanudación del juego Carlos Soler tuvo el descuento en sus pies, pero la apresurada resolución atentó contra los deseos del Valencia. Si bien el anticipo fue perfecto, la pelota se fue a centímetros del primer palo local.

Además, en la réplica Freuler sorprendió a propios y extraños al desbordar por el sector izquierdo y desenfundar un hermoso tiro que ingresó por el lateral de la red más lejano de Jaume Doménech.

El triunfo se convirtió en goleada para la satisfacción de los italianos. Además, una atajada increíble de Gollini al uruguayo Maxi Gómez demostró que en Milán se vivía Un Estate Italiana.

Una veloz escapada del croata Hateboer sirvió para que el dueño de casa festeje el 4 a 0, pero el ingreso de Cheryshev por Gonçalo Guedes encendió la mínima llama de la esperanza española. Cuando nadie lo esperaba, el ruso probó de media distancia y selló el 4 a 1. Todavía se creía con vida el combinado de Celades.

Si bien el Valencia pudo marcar otro gol antes de la finalización del partido, la aplastante victoria del Atalanta no significó ninguna sorpresa. Hace mucho tiempo que el equipo dirigido por Gasperini juega bien.

Así lo demuestra en cada presentación, ya sea en el ámbito local o internacional. Su propuesta ambiciosa es un reflejo de los resultados obtenidos. El próximo 10 de marzo deberá confirmar su gran presente en la revancha que se disputará en el Mestalla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.