Ejercicios para mejorar el equilibrio

0 19

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Para tener más equilibrio es fundamental ser constantes al practicar estos ejercicios y realizarlos siempre que sea posible, de esta manera se pueden prevenir problemas futuros.

Ejercicios para tener más equilibrio

No es necesario ser un malabarista para tener más equilibrio. Este es crucial para nuestras actividades cotidianas: caminar por la calle, subir escaleras o llevar bolsas del mercado. A continuación, te presentamos algunos ejercicios para mejorar la estabilidad.

¿Por qué perdemos el equilibrio?

La estabilidad y el equilibrio son esenciales para la salud, aunque a menudo no se les da la misma importancia que a otras partes del cuerpo, como la piel o el cabello.

Hay varias razones por las cuales podemos perder el equilibrio, y están relacionadas con los sensores que nos permiten mantenernos derechos:

  • Visión
  • Vellos del oído interno
  • Nervios receptores de las plantas de los pies

Estos sensores envían información al cerebro sobre el movimiento y la gravedad. Cuando uno o varios de estos sensores fallan, somos más propensos a las caídas. La falta de equilibrio puede afectar a personas de todas las edades, aunque los adultos mayores son más susceptibles debido a la disminución de la coordinación y la capacidad sensorial.

Ejercicios para tener más equilibrio

Incorporar los siguientes ejercicios en una rutina saludable puede ofrecer múltiples beneficios. No solo mejoran el equilibrio, sino que también ayudan a tonificar piernas, pies y rodillas.

1. Sentadillas

Son populares en los gimnasios y se pueden realizar en casa sin problemas. Fortalecen los músculos de las piernas, muslos y pantorrillas.

  • Ponte de pie con las piernas separadas a la altura de las caderas. Mantén la espalda recta.
  • Flexiona las rodillas y desciende lentamente el torso. Los muslos deben acercarse al suelo, pero sin sobreexigirse.
  • Mantén la postura 5 segundos y regresa a la posición inicial. Realiza 10 repeticiones.

2. Caminar «diferente»

Camina hacia atrás y hacia los laterales en un lugar liso y espacioso, sin girar la cabeza. Para complicar el ejercicio, camina de puntillas en las mismas direcciones.

Otra opción es caminar colocando un pie delante del otro siguiendo una línea recta, como los equilibristas. Esto puede parecer sencillo, pero no lo es tanto.

  • Apoya primero el talón y luego la punta del pie derecho.
  • Coloca el talón izquierdo lo más cerca posible de la punta del pie derecho y termina de apoyar toda la planta.
  • Para mejorar la estabilidad, extiende los brazos en forma de cruz.

3. Balanceo del cuerpo

Este ejercicio se puede realizar en cualquier lugar.

  • Pon las piernas juntas y la espalda recta.
  • Toma un objeto (puede ser una bolsa de la compra o un bolso) con la mano derecha.
  • Flexiona la rodilla y lleva el pie derecho hacia atrás. Equilibra el peso del cuerpo entre la pierna izquierda y el objeto en la mano derecha.
  • Mira un punto fijo en el horizonte y no muevas la cabeza.
  • Cuenta hasta 10 y regresa a la posición inicial. Repite del otro lado.

4. Levantarse sin usar las manos

Para mejorar el equilibrio, cambia el hábito de utilizar las manos como apoyo al levantarte.

  • Cuando te levantes de la cama, del sofá o de una silla, haz el esfuerzo con la pelvis.
  • Mantén los brazos extendidos por delante del cuerpo. Haz lo mismo al sentarte.

5. Ejercicios de movimiento

Para este ejercicio, necesitarás una silla con respaldo o un lugar donde apoyar las manos.

  • Similar al ejercicio de la bolsa de la compra, lleva el pie derecho hacia atrás flexionando la rodilla.

Estos ejercicios no solo mejoran el equilibrio, sino que también fortalecen y tonifican diferentes partes del cuerpo, contribuyendo a una mejor salud y bienestar general.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.