Ejecutivo envía insumos al CN para debate sobre Ley de Tarjetas de Crédito

0 83

Tegucigalpa, Honduras

El poder Ejecutivo envió al Congreso Nacional más aportes para enriquecer el debate de las reformas a la Ley de Tarjetas de Crédito, informó el presidente Juan Orlando Hernández.

“Hoy les he anunciado a ellos (los diputados) que estamos remitiendo no un proyecto de ley, sino nuestros comentarios y recomendaciones, para que ellos puedan incorporarlos en su debate», remarcó Hernández, en conferencia de prensa en Casa Presidencial tras arribar de República Dominicana, donde asistió a la ceremonia del segundo período del presidente Danilo Medina.

Hernández dijo esperar que «el Congreso sea consecuente, como así debe ser con los sagrados intereses del país y desde luego de la gente”, afectada por los abusos con las tarjetas de crédito.

Insistió que “no corresponde al Poder Ejecutivo tomar esta decisión, porque no está en nuestra autoridad”, pero dijo que “sí estaré enviando a nuestros funcionarios para que estén permanentemente en estos debates, sosteniendo el criterio de que en este mercado de las tarjetas de crédito debemos de tener un techo y pasado ese techo exista delito y consecuencias”.

Señaló que hoy mismo estará llegando al Congreso Nacional el documento contentivo de los detalles del planteamiento del Ejecutivo sobre el mercado de las tarjetas de crédito.
“Desde el Poder Ejecutivo hemos venido monitoreando el comportamiento del mercado de las tarjetas de crédito, con mayor profundidad y detalle desde hace unos cuantos meses a la fecha”, puntualizó.

Eso se ha hecho «con la idea de poder encontrar solución a una serie de deficiencias que de inicio se miraba evidente, pero que ahora no solamente las hemos comprobado, sino que hemos determinado la gravedad de la distorsión o abuso que se da”, aseveró el mandatario.

Proteger mercado nacional

Hernández apuntó que se ha encontrado que es urgente e importante tomar acciones para proteger el mercado como tal, pero al mismo tiempo proteger a las personas y a las empresas.

Agregó que muchas empresas “sienten el golpe de ese abuso de usar las tarjetas de crédito”, por no tener otras opciones.

En ese sentido, dijo que se ha discutido con el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva y con el diputado presidente de la Comisión de Presupuesto, Francisco Rivera, que le dieran al poder Ejecutivo un compás de espera en el debate que el Legislativo había iniciado sobre ese tema.

Muchos abusos

El mandatario señaló que “hemos encontrado una distorsión y un fuerte abuso en el uso de las tarjetas de crédito y encontramos uno de los más grandes márgenes que se dan comparado con otros sectores”.

Acotó que “tenemos el dinero más caro en relación a la región, en cuanto a que alguien utiliza el dinero usando la tarjeta de crédito”.

Asimismo, dijo que no se puede estar en el extremo más alto de la línea ascendente de los países en función de cuánto se cobra en términos de la tasa de interés.

Sumó que no existen políticas regulatorias integrales o articuladas entre sí, que induzcan a un grado mayor de exigencia, de reservas o encajes a aquellos bancos enfocados en préstamos que no generan crecimiento económico.

Hernández pormenorizó que más bien se privilegia el consumo y, por otro lado, se tendrá que ver el sistema como tal y como un todo, para que en su integralidad permita trazar una hoja de ruta de controlar el exceso del consumo.

El gobernante indicó que, por otra parte, se deben privilegiar los créditos que puedan generarse para repotenciar el aparato productivo, entre ellos, el agro y las micro, pequeñas y medianas empresas, «que muchas de ellas están dependiendo en este momento de las tarjetas de crédito”.

Lo que se propone

El titular del Ejecutivo dijo que se propone que exista un margen justo, moderado, de intermediación.

“Esto debe de obedecer no únicamente al antojo de nosotros del Ejecutivo o del órgano regulador del Congreso, sino que obedezca las buenas prácticas que existen en el mundo”, subrayó.

La normativa debe de ser precisa y contundente para evitar que se engañe al pueblo, a la gente, dándole créditos y extra financiamientos, explicó.

Ahondó que esos créditos “se lo venden a la gente como un extra financiamiento”, pero lo que «se busca es que finalmente sean aplicables a las mismas condiciones del contrato y eso va generando un círculo vicioso que aumenta y aumenta y que la gente de repente llegó a tener una deuda de unos 400,000.00 y su ingreso tal vez es de un salario mínimo”.

En otro punto, afirmó que el poder Ejecutivo cree que se deben de establecer techos máximos de endeudamiento en función de la capacidad de pago del tarjetahabiente.

Además, aseveró que es necesario establecer esquemas que privilegien el crédito productivo y de alguna manera evitar que se sobrepase de su capacidad como sistema en el país o las personas y las empresas en los créditos de consumo.

“En Honduras también debemos de regresar a ponerle un techo al margen o a la tasa de interés, de tal manera que pasado ese techo entre la figura de la usura como figura delictiva”, puntualizó.

El titular del Ejecutivo manifestó que “en el caso del debate del Congreso Nacional del nuevo Código Penal podría ser oportuno que ellos consideren este tema de la usura”, relacionada con los abusos con las tarjetas de crédito.

Remarcó que está consciente que en el pasado se regresó a esa decisión y dejó de existir el delito de la usura, pero “lo que ocurre es que ya nos dimos cuenta que el marcado ha abusado”.

“Yo creo en el libre mercado, pero cuando el mercado abusa, la obligación del Estado a través de los entes reguladores es proteger a la sociedad, a las empresas y a las personas de esos abusos”, indicó.

Hernández señaló que cree en la economía social de mercado, que tiene como principio la libertad de mercado, pero también entiende que debe de existir una regulación para evitar los abusos.

Del mismo modo, dijo que el poder Ejecutivo cree, en esas líneas que se están enviando al Congreso Nacional, en un principio básico: “cuando uno le da algo a alguien no se lo quita”.

Ejemplificó que una persona puede ir acumulando millas en su tarjeta de crédito y de repente llega la persona y le dicen: “ya las perdió”.

“¿Cómo se las va a quitar, si ya las ganó?, cuestionó.

Otros temas identificados

El presidente de la República aseveró que también se han encontrado otros temas de interés, por ejemplo: cancelaciones, vencimiento, suspensión de cualquier tipo, disminución de valores en dinero o especie directa o indirectamente en favor de los tarjetahabientes.

Asimismo, esto ligado a los programas de lealtad, planes de acumulación de puntos, dinero, descuento o sus similares. “Eso es lo que nosotros hemos llamado que de parte de los bancos tarjeteros a la personas no se les debe de quitar”.

Hernández afirmó que espera que el Congreso pueda no solamente escuchar “nuestra posición” como poder del Estado, pues también dijo que es prudente y correcto escuchar al ente regulador, que es la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

Agregó que, de igual manera, se debe de escuchar a la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (AHIBA), pero también a los consumidores y a los usuarios para tomar la decisión “más justa”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.