Educación en tres semanas cumplirá los 200 días de clases

0 74

Tegucigalpa, Honduras

Este 1 de noviembre, los niños y los jóvenes que asisten a clases a centros educativos públicos, completarán una jornada académica ininterrumpida que los hace completar los 200 días de clases, considerado uno de los mayores logros del país en materia educativa.

El ministro de Educación , Marlon Escoto, detalló que la meta fijada sobre el tiempo de permanencia de los educandos se cumplirá en el primer día del mes entrante si se toma en cuentan los días entregados de clases de lunes a sábados.

En el caso que se contabilicen las jornadas cumplidas de lunes a viernes, entonces los 200 días de actividad en los espacios de aprendizaje se alcanzarán el 27 de noviembre.

El secretario de Educación arguyó que para alcanzar los 200 días de clases, ha sido necesario recuperar la media jornada de los sábados, reducir o eliminar la mayoría de los feriados No oficiales, fiestas locales, celebración de las fechas dedicadas a los colegios magisteriales, la semana del estudiante y otros espacios que habían sido ocupados por programaciones No académicas.

A criterio del funcionario, convertir ese tiempo de exposición frente al maestro en por lo menos mil horas efectivas, es otro de los desafíos que hay que enfrentar con valor.

El mundo académico reconoce que entre más tiempo de permanencia tienen los estudiantes, mayor será su rendimiento académico en sus primeros años y durante toda la vida de formación, analizó posteriormente Escoto.

De inmediato, el entrevistado destacó que desde agosto de 2012 No ha habido paros ni cierres de escuelas. Son más de dos años durante los cuales se ha garantizado la estabilidad y la gobernabilidad del sistema, así como el respeto al derecho de los niños y de los jóvenes a tener acceso a la educación.

Los observadores de la realidad nacional, coinciden en que en la materia educativa el logro más significativo es que se han dejado atrás la zozobra generada por las huelgas y por las audiencias informativas.

Se estima que por tales causas, en una década los educandos hondureños únicamente recibieron cinco años efectivos de clases con bajo rendimiento y dificultades en el aprendizaje.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.