Distrito Central e IFC colaboran para promover la sostenibilidad en el sector construcción

0 165

Tegucigalpa, Honduras.

La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), miembro del Grupo Banco Mundial, firmó un convenio con el municipio del Distrito Central (DC) para diseñar un nuevo marco regulatorio que fomentará la construcción eco eficiente y la reducción del consumo de energía y agua en las nuevas edificaciones.

“Existe un potencial muy importante de innovación en la construcción eco eficiente, respondiendo a los desafíos del cambio climático”, dijo Kristtian Rada, líder del Programa de Ciudades Sostenibles de IFC, añadiendo que “las instituciones de Honduras están comprometidas con este proyecto de colaboración público-privada, que traerá beneficios para la población y el medio ambiente.”

América Latina es la región más urbanizada del mundo, con el 80 por ciento de su población en ciudades; los edificios consumen el 42 por ciento de la electricidad y producen un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono.

Existen oportunidades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través del diseño y construcción de edificios ecológicos, sin embargo, pocos países han adoptado normas de construcción verde para desarrollar una infraestructura urbana más sostenible, por lo que la capital hondureña se encamina hacia ese cambio positivo.

El objetivo del acuerdo es diseñar un código de construcción verde que tendrá vigencia sobre toda nueva edificación en Tegucigalpa y Comayagüela, a partir de su aprobación. Los primeros esfuerzos se enfocarán en viviendas y edificios de oficinas.

En ese sentido, el alcalde municipal del DC, Nasry “Tito” Asfura, agradeció el apoyo recibido y estimó que el proyecto es de vital importancia porque vendrá a reducir la contaminación ambiental y beneficiar en gran manera a la ciudadanía capitalina.

La iniciativa busca implementar medidas para el ahorro de energía, pues algunos ejemplos incluyen un mejor diseño de ventanales para disminuir la temperatura durante el día o el uso de agua lluvia para sanitarios.

Se espera un crecimiento del 15 por ciento en la nueva construcción en la ciudad en los próximos años, con lo cual el código pudiera tener un impacto importante.

El plan concentrará los esfuerzos del gobierno nacional a través de la Alcaldía del DC, que será posible gracias a la alianza de IFC con el gobierno de Honduras y representantes del sector privado, incluyendo el Green Building Council de Honduras, que forma parte de una Unión Global de Consejos para el Mercado de la Construcción Verde.

Luc Grillet, Gerente Senior para IFC en Centroamérica y el Caribe, dijo que “la Alcaldía de Tegucigalpa y el sector de construcción en Honduras pueden desarrollar herramientas prácticas para reducir el cambio climático. Este es un paso importante en esa trayectoria”.

Este esfuerzo es parte de un programa global que la institución miembro del Banco Mundial ha emprendido para ayudar a desarrollar códigos de construcción verde, que contempla proyectos en Colombia, Indonesia, Bangladesh, Filipinas y Vietnam, entre otros países.

Al cierre del ejercicio de 2015, el IFC tenía en Honduras inversiones comprometidas por un total de US$596 millones, incluyendo fondos movilizados, principalmente en el sector financiero, infraestructura, bienes raíces comerciales y agro negocios y, el año pasado, los clientes de este organismo en el país respaldaron más de 7,400 empleos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.