Diputados infantiles piden eliminar jornada educativa extendida

0 90

Tegucigalpa, Honduras.

Con la aprobación de importantes mociones entre las que resaltan la no reducción al presupuesto de la Secretaría de Educación y la eliminación de la jornada extendida en el sistema educativo, concluyó este martes el XIII Congreso Infantil 2014 “Para Cuidar mi Vida, quiero una Honduras Mejor”, que se realiza en el marco de la celebración del Día del Niño en Honduras .

La solemne sesión, bajo la presidencia de la niña Rubí Celeste Chavarría, inició a las 9:00 de la mañana, con el ingreso a la Cámara Legislativo de los parlamentarios infantiles, precedidos por la escolta de banderas formada por cadetes de la Escuela Militar General Francisco Morazán.

A su ingreso al hemiciclo, los pequeños diputados fueron recibidos por una comisión encabezada por el presidente del Congreso Mauricio Oliva; su esposa Rina de Oliva; el ministro de Educación Marlon Escoto, la representante residente en Honduras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef0) Cristian Munduate y un grupo de diputados de las distintas bancadas.

Cumplido el protocolo, se procedió a comprobar el quórum y dar paso a la sesión solemne donde se presentaron varias mociones, las que reflejaron el interés y preocupación de los menores por contar con leyes que protejan su vida y formación educativo.

La primera moción fue presentada por el diputado infantil José Leonardo Erazo, representante del departamento de Cortés, quien pidió que se elimine la jornada extendida en las escuelas, bajo el argumento de problemas como los generados por el invierno, que el horario no difiere de las cinco horas diarias de clases y se sienten afectados en su salud y la de los maestros.

Agregó que cuando se tomen decisiones como esas, de extender la jornada educativa, se tome en cuenta la opinión de los niños y sus familias.

También se conoció la moción de la menor Corinda Aguilar Discua, representante de Yoro, quien planteó su preocupación por la situación que vive la niñez, en momentos que el Estado propone reducir el presupuesto para Educación en más de 800 millones de lempiras.

En ese asentido, se pronunció en contra de esa reducción presupuestaria porque empeoraría las condiciones de los centros educativos y serán los padres de familia quienes deberán asumir esos costos.

Otra moción está orientada a que el gobierno siga con el programa de la matricula gratis a niños de escasos recursos, fortalecer la Ley de Desarrollo Comunitario Rural y Urbano para generar empleo y los hondureños no salgan del país y se promueva la enseñanza con la tecnología necesaria.

Por su parte, Melvin Argueta Vargas del centro básico José Trinidad Cabañas de La Masica, Atlántida, propuso legislar para crear condiciones de trabajo, salud, seguridad y educación para evitar la migración de niños hacia Estados Unidos y a su vez se capacite a los padres de familia y puedan sostener sus familias.

Entretanto, el diputado infantil, Carlos David Carranza de Choluteca, propuso al pleno la construcción de áreas recreativas y multideportivas en cada centro educativo del país y cumplir el Código de la Niñez y la Adolescencia, en cuanto al derecho al descanso, esparcimiento y el deporte para su desarrollo físico y mental.

El sector de los niños con discapacidad afirma sentirse marginado y mocionó por un mejor presupuesto, que se amplíe la educación especial, que los centros educativos se construyan con facilidades para su desplazamiento, extender el uso del lenguaje braille para facilitar su comunicación y no sentirse rechazados.

Asimismo, se planteó también la petición por parte de diputados infantiles de Ocotepeque, para que se cree una universidad regional agrícola y formar profesionales que contribuyan a mejorar la producción y con un impacto en los departamentos vecinos.

La diputada Paola Rubio, representante del departamento de Valle expuso en su moción que se brinde apoyo a los pequeños empresarios, tanto agricultores como ganaderos, con préstamos a ser pagados al obtener la primera ganancia de su producción.

Otra moción giró en torno a prevenir los embarazos en las adolescentes y que se creen programas, tanto a nivel urbano como rural, organizando en cada municipio una directiva con miembros de la comunidad, personal de educación y salud y atender de forma integral esa situación, con el presupuesto respectivo.

El diputado Ariel Granados del centro educativo La Fraternidad deñ municipio Santa Ana, La Paz, pidió legislar para que se extienda la educación a las familias hondureñas, en aspectos de integración familiar, para evitar casos como los embarazos precoces, la migración forzada, la violencia y transitar hacia el desarrollo.

Una moción que también fue aprobada está encaminada a que al departamento de Islas de la Bahía tenga más apoyo económico para impulsar programas educativos y el turismo y se instalen oficinas del Registro Nacional de las Personas y periféricas del Instituto Hondureño se Seguridad Social (IHSS), entre otros.

Otra propuesta está orientada a que el gobierno otorgue mayores recursos y personal de vigilancia y seguridad en los centros educativos, especialmente los que está en zonas de alto riesgo, y evitar que los niños sean afectados por las pandillas y delincuencia común y garantizar una enseñanza en paz y armonía.

Se pidió además se regulen los programas de televisión, en especial los que emiten pornografía, violencia, noticias sin censura, aspectos que distorsionan la mentalidad de los niños y les afecta su futuro al volverse drogadictos, o delincuentes.

Todas estas mociones fueron aprobadas por la mayoría parlamentaria y las mismas serán entregadas a la junta directiva del Congreso Nacional que encabeza el presidente Mauricio Oliva para ser introducidas mediante iniciativas de ley a la Cámara Legislativa.

Al cierre de la asamblea la señora Rina de Oliva, agradeció a los medios de comunicación por la cobertura del evento y por el respaldo de las distintas casas patrocinadoras e instituciones del Estado.

Por su lado, la vicepresidenta del Congreso Nacional, Gladys Aurora López felicitó a los pequeños diputados, que han demostrado sus propósitos de construir un mejor país al tiempo que entregó a cada uno de los participantes, una computadora de parte del presidente de la República, Juan Orlando Hernández.

La presidenta del XVIII Congreso Infantil 2014, Rubí Chavarría, cerró la sesión y dio gracias a Dios, al Congreso Nacional, al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) a la Secretaría de Educación, a patrocinadores y organizadores del evento y pidió a sus compañeros, ser mejores estudiantes y poder desarrollar a Honduras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.