Desmantelan campamentos de jóvenes opositores en Venezuela; hay 243 detenidos

0 99

Centenares de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela y la Policía Nacional desmantelaron la madrugada de este jueves cuatro campamentos que mantenían en el este de Caracas un grupo de jóvenes opositores al gobierno.

En la acción fueron detenidas 243 personas, según el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres, quien dio la noticia a los medios, declarando que desde las 3 de la mañana fueron levantados los campamentos violentos «organizados por Voluntad Popular y otras organizaciones de jóvenes de extrema derecha» en Santa Fe y la plaza Alfredo Sadel (Municipio Baruta), en la avenida Francisco de Miranda y en la plaza Bolívar de Chacao (Municipio Chacao).

«Se planificó un trabajo para levantar estos campamentos, dado que se tenía evidencia que desde estos sitios estaban saliendo los grupos más violentos a acometer hechos terroristas: a incendiar las cabinas del Metro (de Caracas), a incendiar patrullas de la policía, a enfrentarse con bombas molotov y con armas a los cuerpos de seguridad», expresó Rodríguez.

Indicó, además, que durante el desmontaje se incautaron drogas, explosivos, morteros y granadas lacrimógenas utilizados en actos terroristas y de ataque a los cuerpos de seguridad del Estado.

El alcalde opositor del municipio de Chacao, Ramón Muchacho, dijo en su cuenta de Twitter que poco antes de las 3:30 de la mañana unos 700 guardias nacionales y 200 policías nacionales se presentaron en los dos campamentos y los desalojaron, e instó a los familiares de los detenidos a «acudir a la sede de @JusticiaChacao en Plaza el Indio para info y contacto con ONGs».

Rodríguez Torres dijo a la televisora estatal que las autoridades determinarán en las próximas horas quiénes de los 243 detenidos serán presentados ante el Ministerio Público y los tribunales.

«Si nos detienen, nos detienen a todos»
David Morales, uno de los estudiantes que no fueron detenidos, le dijo a Fernando del Rincón que los jóvenes están evaluando entregarse. Pero que si llegan a hacerlo, lo hacen todos juntos.

«Si nos detienen, nos detienen a todos», dijo.

El joven dijo que todos los días hacían requisas en los campamentos y que los jóvenes no tenían ni armas, ni drogas, ni alcohol.

Morales aseguró que los estudiantes no tienen nada que esconder y que el Gobierno intenta «criminalizar la protesta».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.