Depuradores policiales visitan nuevo laboratorio de criminalística en San Pedro Sula

0 535

Los miembros de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras, visitaron las instalaciones del nuevo Laboratorio de Criminalística en el municipio de San Pedro Sula, departamento de Cortes; este laboratorio, junto a otro que se está edificando en Tegucigalpa, forman parte de las renovadas capacidades de la recién creada Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Los depuradores Vilma Morales, Omar Rivera y German Leitzelar, fueron recibidos en la capital industrial del país, por el subcomisionado Rommel Armando Martínez como titular de la DPI, quien mostró a los miembros de la Comisión Especial la novedosa infraestructura, moderno equipamiento y nueva oferta de servicios criminalísticos que ofrece la Policía Nacional.

El director de la DPI, informó a los integrantes de la instancia depuradora que Honduras, contara como los más modernos laboratorios de criminalística de Centroamérica, mismos que han sido puestos en funcionamiento de acuerdo a los más elevados estándares internacionales; “son 2 modernos laboratorios de policía científica y criminalística donde se prestarán servicios periciales para la generación de prueba técnico científica en las áreas de balística, documentología, dactiloscopia, retrato hablado, informática forense, química forense, topografía forense, fotografía videoforense, explosivos y escena del delito” expresó Martínez.

El marco del proyecto de reforma policial, bajo el auspicio y financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la tasa de Seguridad Poblacional, y con asistencia técnica del gobierno de los Estados Unidos de América, la Secretaría de Seguridad ha invertido más de 25 millones de dólares en fortalecer las capacidad de investigación criminal de la Policía Nacional de Honduras; sobresale en esta intervención, la construcción de estos dos laboratorios de criminalística, de los cuales uno ya está en funcionamiento en San Pedro Sula, y el otro está en la fase final de su construcción.

El recurso humano que labora en la DPI, está debidamente certificado y ha sido sometido a pruebas integrales de confianza y a una capacitación exhaustiva en Honduras y en el extranjero, particularmente en Colombia, Chile y los Estados Unidos de América.

Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, dijo que “históricamente, la investigación criminal fue el ‘talón de Aquiles’ de la seguridad en Honduras, y que constituye fundamental reto mejorarla, pues es la clave para revertir la generalizada impunidad que impera en la nación; avances como la puesta en marcha de la DPI y la construcción de estos laboratorios de criminalísticas nos dan esperanza que las cosas puedan dramáticamente cambiar en Honduras”.

El dirigente de la sociedad civil exteriorizó que “las recién creadas unidades de investigación criminal, vienen a llenar un enorme vacío, vienen a convertirse en ese andamiaje de investigación criminal que, teniendo cobertura nacional y un elevado nivel técnico, puede generar los insumos que los demás operadores de justicia necesitan para sancionar a criminales, delincuentes y corruptos”.

Sin embargo, para el depurador “deben tomarse varias medidas adicionales al inicio de las operaciones de estas dependencia estatales, tal es el caso de garantizar la sostenibilidad financiera de las operaciones, la incorruptibilidad de oficiales y agentes, la coordinación y articulación de los esfuerzos, y evitar los excesos e ilegalidades de quienes tendrán la facultad de investigar”.

Finalmente, el integrante de la Comisión Especial manifestó que “la coordinación y articulación de los esfuerzos de investigación es un desafío importante, especialmente en lo que se refiere a la distribución del trabajo por tipo de delitos y espacio territorial en el que se ejecutan; además, es fundamental volver homogéneo un protocolo único de investigación criminal que garantice una mayor efectividad en la acción de campo y gabinete por parte de la DPI, y otras entidades dedicadas a la investigación criminal como Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) del Ministerio Público (MP)”.

Agrego que “las acciones complementarias de las diferentes agencias de investigación criminal, ya sea combatiendo operaciones en contra de las instituciones del Estado, los delitos complejos que realiza el crimen organizado, y la acción consuetudinaria de la delincuencia común, son indispensables para el buen funcionamiento del sistema”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.