Delegación norteamericana visita el ITP en La Paz

0 114

Luego de visitar las instalaciones del Instituto Técnico Policial (ITP), en el municipio de La Paz, departamento de La Paz, y conocer a profundidad la modernización del Sistema Educativo de la Policía Nacional de Honduras, una delegación de académicos, pastores, activistas sociales, filántropos y donantes de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), provenientes de los Estados Unidos de América, se manifestó sorprendidos por la metamorfosis que se ha gestado en la entidad policial y el impacto positivo que esto ha significado para el pueblo hondureño.

El subcomisionado de policía Juan Adolfo Gonzáles Zapata, director del ITP, hizo una detallada relación de hechos sobre las diferentes fases de la transformación del Sistema Educativo Policial y de cómo se pudo -con recursos nacionales y externos- financiar la mejora en la infraestructura, equipamiento, renovación de staff de docentes y la dotación de equipamiento y materiales, a los diferentes centros de formación policial.

Gonzáles Zapata, informó que recientemente el Sistema de Educación Policial de Honduras fue acreditado a nivel Internacional por la Red de Internacionalización Educativa Policial (RINEP); “en Cusco, Perú, en el marco del V Encuentro Internacional de Directores de Educación Policial, nuestro Sistema de Educación Policial de Honduras, fue certificado y las autoridades recibieron un reconocimiento público por la alta calidad educativa que existe tanto en el ITP, la Academia Nacional de Policía (ANAPO) y el resto de centros del sistema” precisó el oficial.

Asimismo, durante la jornada informativa, el director de advocacy e incidencia política de la ASJ y miembro de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras, Omar Edgardo Rivera Pacheco, hizo una amplia exposición sobre los avances, logros y retos del proceso de reforma de la institución armada, entre los cuales destacó la depuración de más de 6 mil policías no idóneos; la formación y contratación del doble de estos que fueron cancelados, es decir casi 12 mil; la aprobación de la Ley Orgánica de la Policía Nacional y Ley de la Carrera Policial, y sus respectivos reglamentos; la creación de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (DIDADPOL) como órgano de control interno en la institución; la repotenciación de las unidades de inteligencia policial e investigación criminal; y la mejora sustancial en la dotación de infraestructura, equipamiento, tecnología y logística a las diferentes unidades policial.

“La alianza y el trabajo conjunto entre instituciones gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil, agencias de cooperación internacional y organismos multilaterales han permitido transformar la Policía Nacional de Honduras, en un ente creíble y efectivo” expresó Rivera Pacheco.

Del mismo modo, Kurt Alan VerBeek, presidente de la junta directiva de la ASJ, agradeció las atenciones brindadas a los visitantes y confió que los egresados del nuevo Sistema Educativo Policial y -particularmente- del ITP, “harán justicia y tendrán un comportamiento ejemplar en el desempeño de sus funciones”.

La comitiva de estadounidenses se encuentra en el país en el marco de la inauguración de la nueva sede de la ASJ, en la colonia Villa Universitaria de Tegucigalpa.

INSTITUTO TÉCNICO POLICIAL (ITP)

El Instituto Técnico Policial (ITP), es uno de los tres centros de capacitación policial más modernos de América Latina. Las edificaciones fueron construidas y equipadas con recursos del Estado de Honduras y los provenientes de un préstamo otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y aportes de los gobiernos suizo y estadounidense.

Para la infraestructura se asignaron más de 12 millones de dólares, mientras al equipamiento, tecnología B-Learning (aprendizaje semipresencial) y otros entregables como textos, procesos de administración educativa y diseño curricular, se destinaron otros 6 millones dólares.

El proceso de fortalecimiento de la principal unidad de formación policial contempló además de la mejora en infraestructura, una reestructuración de los procesos de capacitación a los futuros agentes y su certificación como personal idóneo para defender los intereses de la población y el país.

En ese sentido, los nuevos policías son formados durante 11 meses en áreas como derechos humanos, seguridad ciudadana, defensa personal, patrullaje urbano, legislación, arma y tiro, solución de conflictos, primeros auxilios, laboratorios, escena del crimen y operaciones especiales; posteriormente son sometidos a pruebas de confianza para proceder a su graduación del programa especial.

Hasta la fecha, en el período comprendido entre los años 2014 y 2019, han egresado del nuevo sistema educativo policial 11,906 oficiales y agentes; en actualidad hay 18,770 efectivos policiales y para el año 2022 se estima que el número llegara a 26,000.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.