DEI anuncia que en agencia recaudadora se practicarán pruebas de confianza

0 138

Tegucigalpa, Honduras.

La Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) sufrirá un cambio total en su estructura, que va desde la aplicación de pruebas de confianza y de transparencia a su personal, así como su conversión en una nueva agencia captadora de tributos.

Así anunció este viernes la titular de la DEI Miriam Guzmán, quien arguyó que esa institución ya no responde a las aspiraciones y objetivos para los cuales fue creada y que consiste en ser un organismo recaudador eficiente, eficaz y facilitador de procesos y es más difícil recomponerlo que dar paso a una nueva agencia.

La restructuración tiene como objetivo contar con el personal que reúna el perfil que requiere la nueva institución, aprovechar la capacidad y experiencia y ponerla a disposición de la nueva institucionalidad.

Todo aquel empleado que no responda con su trabajo, luego de evaluar su desempeño, de pasar por exámenes sicométricos y pruebas de polígrafo, será cesanteado y reconocidos sus derechos que por ley le corresponde, advirtió.

Indicó que el personal que se contratará, será certificado de forma permanente a fin de tener la certeza que se cuenta con la gente idónea y transparente.

“Hemos iniciado la evaluación este día, un número de personas son sometidas al polígrafo y se pidió a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) realizar el análisis patrimonial de quienes laboran en la DEI y ver si sus ingresos son congruentes con su estilo de vida”, señaló la funcionaria.

Según Guzmán, hay denuncias sobre que algunos empleados tienen un estilo de vida mucho más allá de lo que el modesto salario de la DEI les permite y en ese sentido, resaltó la necesidad de tener una coordinación para certificarlos.

Dijo que próximamente se hará la licitación para contratar una firma que aplique las pruebas sicométricas y determinar si la persona tiene el perfil para el puesto, porque la DEI está sobre poblada por personal que no reúne las capacidades técnicas que exige el puesto.

Reconoció que la DEI cuenta con buen personal, aunque no ha sido suficiente y los resultados están a la vista, un desfase grande en las recaudaciones, que suman unos cuatro mil 300 millones de lempiras en tributos que deberían estar pagados, pero no es así por la ineficiencia de la DEI y el desinterés del ciudadano.

Igual admitió que en la institución hay paracaidismo, con unidades donde se concentra gran cantidad de personas que no tiene ni escritorio, contrario a otras importantes cuyo personal es muy poco, con una gran cantidad de trabajo, muchas veces rezagado, ya sea de buena o mala fe.

“Se ha vivido en una cultura de derroche que ahora pasa factura; estoy segura que el presidente (Juan Orlando) Hernández no disfruta la situación, el mismo presidente (Porfirio) Lobo no ha disfrutado tomar estas decisiones, pero el mal manejo y creer que el Estado es agencia de colocaciones, ha llevado a este punto de no retorno”, esgrimió la funcionaria.

Agregó que la decisión de cancelar varios empleos por contrato fue porque en la DEI hay asesores con salarios de 60 mil lempiras, a los que se les consulta por teléfono porque no llegan ni a la oficina y eso no debe seguir.

“Si la DEI tiene una asesoría legal y un cuerpo de procuradores, porque pagar 60 mil lempiras a un abogado externo y si no hay personal calificado, que asuma los dictámenes y sentencias en juicio, mejor se separa, se trae nuevo personal y terminar con esa carga en el presupuesto”, señaló.

Advirtió que se ha dado un plazo al personal hasta el 10 de enero para que presenten el informe detallado, con resultados tangibles y comprobables, de que efectivamente se ha desempeñado de forma eficiente.

Argumentó que para mejorar la recaudación, debe haber coordinación interinstitucional y contar con la tecnología apropiada y uno de los proyectos ambiciosos en su administración, es aplicar la facturación en línea y tener un control mediante un sistema informático.

“Desde el momento que la persona paga el 12 por ciento, desde ese momento la DEI tiene el dato y eso ayuda a la fiscalización, pero actualmente no existe, sólo existe la voluntad del retenedor de enterarlo al fisco y eso no debe seguir así”, señaló Guzmán.

La funcionaria afirmó que para optimizar recursos y personal la DEI, debe convertirse en un órgano auxiliar del Ministerio Público, así como la policía de investigación, donde todo lo que ésta reporta a la DEI, es aceptado como prueba científica ante un juez.

En ese sentido, dijo que se va a impulsar un programa de educación fiscal para que se incluya en la currícula del Ministerio de Educación los temas de transparencia, el deber cívico de tributar y convertir a la persona en agente fiscal “en los puntos donde están los ciegos”.

Por su parte, el gerente del Congreso Nacional, Ebal Díaz, reiteró que lo que se busca, es crear una nueva institución especializada, con parámetros específicos para los que trabajen en ese organismo, no sólo la calificación académica, también pasar las pruebas de confianza.

Agregó que paralelamente, se fortalecerá la Policía Militar, ampliando su profesionalidad para que colabore en el combate a la defraudación fiscal, con capacidad para atacar y ayudar a la DEI en la lucha contra esos delitos.

Díaz apuntó que también se propondrán cambios en la educación escolar y enseñar a los niños el significado de la evasión fiscal y el contrabando y el daño que hacen al país, que requiere recursos para educación, medicinas y que el Estado funcione.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.