“Debemos mantenernos firmes en el camino de la paz”: Presidente Hernández en 137° aniversario y ascensos de Policía Nacional

Tegucigalpa, Honduras

0 191

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

 

“Debemos mantenernos firmes en el camino de la paz”, afirmó hoy el presidente Juan Orlando Hernández en la ceremonia de celebración del 137° aniversario de la Policía Nacional y de ascenso de 93 oficiales de esa institución.

Hernández presidió al acto junto a los titulares del Congreso Nacional y de la Corte Suprema de Justicia, Mauricio Oliva y Rolando Argueta; el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, el director de la Policía Nacional, José David Aguilar Morán, y otras autoridades en el complejo de la Secretaría de Seguridad.

En la ceremonia se destacó el ascenso a comisionado de Policía de Alfredo Walter Godoy Flores, quien en cumplimiento del deber sufrió serias heridas en un enfrentamiento con arma de fuego con delincuentes.

«En la ruta de generar oportunidades tenemos una gran cantidad de socios, pero debemos mantenernos firmes en el camino de la paz, y la próxima semana debemos hablar sobre ese sendero de la paz», manifestó el mandatario.

Expuso que “no hay palabra de oposición que valga. Que falta mucho, sí, y debemos seguir incluso con más contundencia y reprimiendo el delito al tope de las astas en estos próximos tres años”.

Sin embargo, matizó que también se hace necesario “atender ahora otros sectores como salud y educación porque antes no lo hicimos por hacer frente a semejante emergencia en materia de seguridad».

El éxito de la Policía Nacional

Hernández destacó «el crecimiento, los logros, los antecedentes y muchos aspectos más que reflejan un éxito en la Policía Nacional, y aunque falta mucho por hacer, seguiremos trabajando para evitar los actos violentos”.

“Nunca debemos olvidar de dónde venimos para no volver a sufrir la tragedia que vivimos hace algunos años», cuando los índices de violencia en el país eran muy elevados, señaló.

El mandatario enfatizó que se debe aprender de la historia, al recordar que en 2006 había una tasa de 43 muertes por cada 100.000 habitantes y se cerró 2018 en 40, pero que entre 2006 y 2010 fue de 90 por cada 100.00 habitantes.

En ese período (2006-2010) se perdieron alrededor de 65.000l vidas, “con descuido, indolencia y, como se dice en el área rural, con dejación», expresó.

En su Gobierno, dijo Hernández, “se tuvo que romper esa tendencia de muertes y lo primero que necesitábamos era voluntad; había temor incluso en el país y cuando se hablaba de droga, de maras y pandillas, se hablaba suave por temor y terror, y hoy es fácil hablar de esto porque el pueblo se decidió a recuperar la paz y la tranquilidad».

El gobernante resaltó que en la recuperación de la paz actuaron policías, jueces, fiscales, militares y otras autoridades.

“Se debe recordar que fuimos calificados cono el país más violento de la tierra, había centros penales al servicio de la criminalidad y otros factores”, hasta que en 2010 “nos decidimos a trabajar desde el Congreso Nacional para ir de frente contra el crimen, sabiendo que iba a haber consecuencias, pero había que hacerlo y eso implicaba reformar la legislación, entre otras medidas», indicó.

Se detuvo tendencia de homicidios

El presidente Hernández subrayó que es claro que, «a partir de 2013, con una serie de acciones, se detuvo la tendencia de crecimiento de homicidios y luego iniciamos una nueva ruta”.

Destacó que hoy no es secreto en Honduras que “algunos grupos criminales esperaron los resultados de esas elecciones para tomar algunas decisiones, porque sabían que el pueblo quería paz y tranquilidad”.

Hernández remarcó que “resulta prohibido olvidar a los que se opusieron a temas importantes que se tomarían en contra del crimen».

Refirió que se hacía necesario «documentar qué pasaba antes con el tráfico de drogas y por eso en 2014 dije: ‘a los delincuentes se les acabó la fiesta’, y fui claro que se iba a hacer lo que se tenía que hacer para recuperar la paz y la tranquilidad del pueblo hondureño».

Rememoró que en su momento dijo que todo pasaba por hacer una lucha frontal contra el tráfico de droga porque siete de cada 10 homicidios tenían que ver con el flagelo del narcotráfico y por eso se dijo: ‘cero tolerancia’. Días después, entonces cabecillas de grupos se entregaban a las autoridades, pero la suerte ya estaba echada.

«Cuando las fuerzas del Estado trabajan de manera conjunta y organizada no hay forma alguna para que el crimen pueda luchar contra esta fuerza. Por eso hoy no somos el país más violento del mundo y Tegucigalpa y San Pedro Sula no aparecen siquiera en las 25 ciudades con más  problemas de violencia y aquí tiene mucho que ver la Policía Nacional», destacó.

La Policía de hoy no es la de antes

Hernández enfatizó que «no nos engañemos: no podemos poner la mano suave. Hace falta mucho y lo de anoche (masacre en la colonia Villanueva de Tegucigalpa) dice que debemos seguir fuertes y contundentes”.

Empero, es necesario atender sectores como salud y educación, trabajar en prevención y apoyar a la micro, pequeña y mediana empresa para generar oportunidades para el pueblo hondureño, manifestó.

«La Policía que tenemos hoy no es la misma de antes y me siento orgulloso de la Policía Nacional y por eso les pido que consoliden y cuiden la imagen social que se está construyendo y lo hagan como el tesoro más preciado que tienen», apuntó Hernández.

También les pidió a los oficiales que «nunca olviden que tenemos apoyo de diversos sectores y debemos seguir trabajando y haciendo lo mismo cuando los resultados son positivos y cambiar cuando son negativos».

Hernández agradeció “a los familiares porque sus esposos, hijos o hermanos han servido de manera envidiable al país por medio de la Policía Nacional».

Camino hacia la paz

Por su parte, el director de la Policía Nacional afirmó que «hoy caminamos hacia la paz, algo que antes parecía imposible, y es de recordar que hace 137 años se creó la Policía Nacional y fue una decisión importante y acertada de parte del presidente Marco Aurelio Soto».

Aguilar Morán dijo que «hemos asumido la responsabilidad de ofrecer seguridad al país y con una cultura de transparencia, acercándonos a la comunidad por medio de los servicios comunitarios buscando responder a la confianza depositada en la Policía».

«Reconocemos que el presidente Hernández ha hecho un gran esfuerzo por mejorar las capacidades y la logística de la Policía Nacional, y ha sido un apoyo fundamental para esta institución», recalcó.

Ascensos y reconocimientos

De los 93 oficiales ascendidos, 11 subcomisionados de Policía pasaron a comisionados, 10 comisarios a subcomisionados, 10 subcomisarios a comisarios, 28 inspectores a subcomisarios y 34 subinspectores a inspectores.

Asimismo, se entregaron reconocimientos a los miembros de la Comisión de Depuración de la Policía Nacional por impulsar el proceso de reforma, transformación y fortalecimiento de la institución.

También se impusieron las condecoraciones «Valor Policial Cacique Lempira», «José Trinidad Cabañas», «Merito al Policía» y «Cruz de los Servicios Distinguidos» a miembros de la institución, y la «Medalla Prócer Dionisio de Herrera» a personas externas que apoyan a la entidad.

 

21 archivos adjuntos

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.