DDHH son utilizados como “banderas” de intereses personales o de grupos: Herrera Cáceres

0 70

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, cuestionó que los derechos humanos en Honduras han sido utilizados como “banderas” de intereses personales o de grupos y recomendó que cualquier informe que se haga debe ser del conocimiento del pueblo antes de presentarlo ante instancias internacionales.

El ombudsman hondureño es del criterio que para alcanzar el fin supremo del Estado, es necesario comprender los derechos humanos, alejarlos de usos y enfoques o conceptos fragmentarios o despreciativos que aún persisten del pasado.

Cuestionó que en muchos casos los derechos humanos son utilizados como “banderas” de intereses personales o de grupos, situación que se evidencia cuando se considera como aplicables solo a cierto sector.

Indicó que es necesario revalorizar nuevamente el Estado Democrático de Derecho, en especial, en cuanto a su finalidad que es respetar y proteger la dignidad humana, la cual solo se hace efectiva mediante el cumplimiento y la protección de los derechos humanos y libertades fundamentales de todos los habitantes.

Reiteró la importancia de volver a la esencia real y universal de los derechos humanos porque han sido utilizados en diversas formas y diversos enfoques que no responden al concepto propio de la dignidad del ser humano sino que su utilización ha sido inapropiada
Cualquier informe que se haga debe ser conocido primero por el pueblo.

El Comisionado de los Derechos Humanos hizo un enérgico llamado, al gobierno y a la sociedad civil, para que cualquier informe que se haga no se limite a presentarlo únicamente ante las instancias internacionales sino que lo hagan del conocimiento del pueblo que es el principal interesado en ver como se respetan sus derechos.

Explicó que en el Examen Periódico Universal (EPU) el gobierno aporta el informe oficial pero que las organizaciones de la sociedad civil también pueden presentar informes alternos o “sombra” como también se les denomina.

Indicó que en base a esa amplitud de información y a todos los elementos informativos que se presenten, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas va haciéndose sus propios juicios y emitiendo sus propias recomendaciones.

Recordó que en el 2010, Honduras se sometió al primer EPU y que, en el 2013, presentó un informe voluntario de seguimiento para indicar como estaba cumpliendo con las recomendaciones que habían emanado del primer informe.

Nuevamente en mayo del 2015, Honduras se someterá a un nuevo Examen Periódico Universal ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Herrera Cáceres, declaró que el EPU ha sido objeto de análisis por el CONADEH, situación que le permitió formular recomendaciones al gobierno en el sentido que no se debería limitar la presentación de informes de ese tipo únicamente a las instancias internacionales.

“Deberíamos hacerlo del conocimiento del pueblo que es el principal interesado en ver como se respetan sus derechos humanos”, indicó.

Añadió que le propuso también al gobierno que en adelante el pueblo pueda participar y que se abra al proceso de redacción del informe para que los habitantes puedan decir verdaderamente si es cierto o si necesitamos todavía más elementos de juicio para dar una opinión oficial.

El defensor del pueblo, también hizo la misma sugerencia a las organizaciones de la sociedad civil para que los informes paralelos o “sombras” los hagan del conocimiento de la población antes de presentarlos ante las instancias internacionales.

“El pueblo debe conocer qué es lo que están presentando ante los organismos internacionales, si están hablando de la realidad y del cumplimiento o no de sus propios derechos humanos”, precisó.

Expresó que a raíz de su llamado, el gobierno respondió y publicó su informe, lo mismo hicieron algunas organizaciones de la sociedad civil.

Sin embargo, manifestó que sigue esperando que otros organismos de la sociedad civil también lo divulguen para que la población conozca los enfoques que ellos están presentando y cómo lo están haciendo.

“Todo esto nos va ayudar en el fondo y es lo que persigue el CONADEH, fomentar la educación en derechos humanos”, apuntó.

CONADEH alienta a luchar contra la impunidad y la corrupción

Consultado en torno a un posible interés que hay de algunos sectores de desvalorizar el trabajo de los derechos humanos en Honduras a nivel internacional, Herrera Cáceres dijo que durante su gestión ha tenido que constatar deficiencias y elementos positivos en el gobierno.

Destacó como hecho positivo que el actual gobierno haya empezado a implementar una política en derechos humanos y el Plan de Acción, así como el impulso de una lucha contra la corrupción.

Declaró que además de la lucha contra la corrupción y la impunidad, el CONADEH también alienta a toda la estructura estatal que para combatir el crimen organizado y la delincuencia se tiene que ir a las causas estructurales.

Agregó que se debe tomar en cuenta que solo un enfoque de seguridad humana o seguridad democrática es la vía más segura para permitirnos no solamente reprimir sino que prevenir y sobre todos aplicar una política en función del desarrollo humano integral de la población.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.