Costa Rica analiza brindar asilo político a Leopoldo López y Antonio Ledezma

0 64

Costa Rica.

Tras la detención del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y del agitado clima político que se vive en Venezuela, el gobierno de Costa Rica analiza la posibilidad de dar asilo político a funcionario opositor y a Leopoldo López, quien permanece detenido hace un año.

El Congreso costarricense aprobó una moción en la que instó al gobierno a pronunciarse sobre la situación que vive Venezuela y a estudiar la posibilidad de dar asilo a los líderes opositores.

La moción fue aprobada con 30 diputados a favor y 20 en contra, de los 50 legisladores presentes en el Congreso, de los 57 escaños.

El gobierno de Costa Rica condenó la existencia de «presos políticos» y expresó «preocupación por los recientes acontecimientos» en Venezuela, hizo un llamado al diálogo y a que se garanticen los «equilibrios democráticos».
Flickr Antonio Ledezma

La Cancillería costarricense expresó en un comunicado «profunda preocupación» por lo que ocurre en Venezuela, y reiteró el llamado a «encausar los canales de diálogo y entendimiento entre los venezolanos».

Costa Rica «subraya la importancia de que se presenten y creen las condiciones para que, como en una democracia plena, se ejerzan los equilibrios democráticos de poder».

Ello «con condiciones efectivas para que la oposición pueda desarrollar sus acciones. A la vez, que ésta debe actuar en el marco de la legalidad y el respeto, asumiendo con responsabilidad sus actuaciones», agrega el texto.

El país centroamericano también abogó por que «prevalezca la prudencia y el respeto para evitar un agravamiento de la situación», y en el marco del «respeto de los asuntos internos de cada país, llama a evitar que se exacerbe un clima de confrontación que perturbe la paz y la estabilidad de Venezuela».

La Cancillería costarricense indicó en su comunicado que ve con «satisfacción» el anuncio de la Secretaría General de la UNASUR sobre la próxima visita a Caracas de una comisión integrada por los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador para canalizar el diálogo.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha prometido «puño de hierro» contra quienes supuestamente conspiren contra su Gobierno, mientras que la oposición rechaza las denuncias de golpe y afirma que son una maniobra para distraer la atención pública de los problemas de escasez y supuesta corrupción en el país petrolero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.