COPECO desplaza equipo ante presunta presencia de Chikungunya

0 63

Tegucigalpa, Honduras.

Con el fin de obtener información precisa y realizar acciones de prevención y control pertinentes ante la amenaza de un posible brote de la enfermedad de Chikungunya, autoridades de COPECO, Secretaria de Salud, Alcaldía Municipal, Comité de Emergencia Municipal (CODEM), Gobernadora Política y fuerzas vivas del municipio, se reunieron en la Villa de San Francisco, departamento de Francisco Morazán.

Autoridades de la Secretaria de Salud, informaron que se desplazó un equipo sanitario a la zona para efectuar investigaciones epidemiológicas y patrón clínico para determinar si efectivamente la infección es a causa del virus Chikungunya, y que se está a la espera de los resultados de laboratorio para la confirmación.

Miembros de Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER), se encuentran en la comunidad con el objetivo de realizar un fuerte operativo de limpieza y tomar las acciones necesarias ante los supuestos casos de la enfermedad, y aplicación del larvicida biológico Bacillus Thuringiensis Israelensis, (BTI).

Asimismo, hizo un llamado a los pobladores del lugar a que no se alarmen y que si presentan algún síntoma, acudan de inmediato al centro de salud más cercano, donde se les brindará la asistencia oportuna.

Ante esta presunta epidemia, COPECO cumple con la responsabilidad de contribuir con el ministerio de Salud Pública, en el acondicionamiento de las áreas que sean aptas para la atención de pacientes.

COPECO trasladó equipo logístico consistente en catres y tiendas de campaña, con el propósito de realizar un triage (método de la medicina de emergencias y desastres para la selección y clasificación de los pacientes, basándose en las prioridades de atención, privilegiando la posibilidad de supervivencia, de acuerdo a las necesidades terapéuticas y los recursos disponibles), antes de ingresarlo al Centro de Salud.

Con la utilización de este método, se trata de evitar que se retrase la atención del paciente que empeoraría su pronóstico por la demora en su atención.

De igual forma, COPECO brindará asistencia humanitaria tanto a las personas que apoyen las labores de destrucción de criaderos de zancudos, como también a las familias afectadas con la enfermedad, a fin de que sus ingresos no se vean mermados a causa de no estar laborando debido al contagio.

El virus de chikungunya, para el que no hay vacuna, provoca fiebre, fatiga y dolor de cabeza y articulaciones, náuseas y erupciones cutáneas, síntomas que generalmente aparecen entre 3 y 7 días después de la picadura y pueden prolongarse hasta tres semanas.

Al parecer un grupo de pobladores religiosos de los municipios de Valle de Ángeles, Morocelí, Teupasenti y la Villa de San Francisco, viajó hace un mes, aproximadamente, al vecino país de El Salvador, donde probablemente fueron picados por algún mosquito infectado con esta enfermedad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.