Consejos para siempre lucir una piel joven

0 47

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

1. Limpieza

Siempre al despertar hay que hacer una rutina de belleza que consista en limpiar con agua tibia y jabón los restos que hayan podido quedar del maquillaje. Posteriormente, con los circulos de algodón desmaquillantes y un limpiador adecuado, seguiremos retirando impurezas del rostro para que así quede totalmente limpia.

Este proceso hay que realizarlo tanto antes de dormir como por las mañanas, ya que es muy importante para mantener la piel más joven y luminosa.

2. Hidratación

Otro hábito importantísimo para lograr una piel más joven después de los 40 es hacer una rutina diaria para hidratar tu cutis. Para ello, las cremas de noche son ideales, especialmente aquellas con propiedades para contrarrestar el envejecimiento prematuro, como el colágeno, el ácido hialurónico y la vitamina C.

3. Protección solar: un básico para mantener la piel joven a los 40

Las manchas en la cara empiezan a ser más comunes después de los 40, por lo que debes usar sí o sí una crema con protección solar todos los días, de al menos factor de protección 30, sin importar si está nublado o soleado.

Aplícalo en toda la cara, en el cuello y el escote, ya que esas zonas revelan más los signos de la edad. También se recomienda usar maquillajes que incluyan protección solar.

4. Sérum

Estos productos no todas los utilizan pero son uno de los mejores aliados para mantener la piel joven y tersa. Aplica un sérum antes de tu crema hidratante y verás cómo tu piel se ve mucho más luminosa y con un brillo saludable. Te recomendamos las que tienen efecto reparador o las que son ricas en vitaminas.

5. Exfoliación

Exfoliar la piel sirve para retirar las células muertas, lo que ayuda a acelerar su renovación y por lo tanto, a retrasar el envejecimiento prematuro.

No te olvides de elegir bien el maquillaje, ya que como mencionamos antes, la piel después de los 40 puede volverse más seca. Lo ideal es elegir productos más oleosos o con fórmulas especiales para piel madura. Cuida tu piel sin importar la edad que tengas.

1. Controla tu peso

El metabolismo funciona más lentamente a medida en que envejeces, especialmente después de los 30. Si no aumentas la intensidad del ejercicio puedes ganar un par de kilos por mes, incluso aunque te ejercites y comas en la misma forma en que lo hacías anteriormente. Cuando cumplas los 40 esto puede significar un aumento de 4,5 kg o más.

2. Incrementa el consumo de vitaminas C y E

Incorporar en la alimentación fuentes de vitaminas C y E es fundamental para conservar la piel tersa después de los 40. Aunque estos nutrientes deben consumirse desde la infancia, al llegar a esta etapa son determinantes para paliar el deterioro cutáneo.

  • La vitamina C tiene un efecto antioxidante que minimiza el impacto de los radicales libres sobre los tejidos. Asimismo, ayuda en la síntesis del colágeno y le proporciona firmeza y elasticidad al rostro.  
  • Por su parte, la vitamina E es un protector natural contra los rayos ultravioleta y las toxinas. Su adecuada asimilación estimula el flujo sanguíneo y facilita la regeneración de los tejidos.

3. Elige un color para el cabello que combine con tu tono de piel

Cuando llegas a los 40, es posible que tengas una buena cantidad de canas a cubrir. Si la tintura que tienes es de un color oscuro, deberás acudir a la peluquería con una mayor frecuencia para asegurarte de que las raíces no se vean. Los colores más claros o el cabello con reflejos puede ocultar mejor las canas pero son más costosos de mantener.

4. Cambia por un maquillaje más claro

Una base pesada y el polvo se pueden introducir en las arrugas y en las líneas, haciendo que luzcas mayor de lo que eres. Una sombra más suave y un color más claro en los labios ocultará las imperfecciones y atraerá menos la atención a las áreas problemáticas. Humecta bien antes de aplicar la base para que tu piel esté hidratada y las arrugas se noten menos.

5. Para tener una piel joven a los 40 debes beber más agua

En todas las etapas de la vida, beber abundante agua es esencial para la salud. No obstante, al llegar a los 40, es necesario aumentar su consumo, en especial cuando no se hace de forma regular. El líquido vital minimiza la deshidratación cutánea y ayuda a mantener la firmeza de la piel.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.