Conoce que es la displacia Congénita de la cadera

0 96

La displasia congénita de la cadera (DCC) o displasia del desarrollo de la cadera es una afección en que la articulación de la cadera es anormal. Algunos bebés nacen con esta malformación. En ella, la cabeza del fémur no encaja adecuadamente en la articulación, lo que puede provocar cojera y dolor más adelante.

Alguna de las causas más conocidas son:

Antecedentes familiares de DCC. Bebé nacido en posición de nalgas. Una disminución del líquido amniótico en el útero. Trastornos del sistema musculo esquelético. Otros síntomas que presenta esta patología son:

• La pierna con problema de cadera puede parecer que se sale más.

• Disminución del movimiento en el lado del cuerpo con la dislocación.
• Pierna más corta en el lado con la dislocación de la cadera.

• Pliegues cutáneos desiguales de los muslos o las nalgas.

Si no se trata la displasia de cadera antes de que el niño empiece a caminar, puede dar lugar a problemas más graves como una cojera irreversible, lesiones en los huesos, asimetría de las piernas o artrosis precoz de cadera.
El tratamiento de la displasia de cadera depende de la edad de la persona afectada y la magnitud del daño en la cadera. Los bebés generalmente se tratan con un dispositivo de inmovilización, como un arnés de Pavlik, que mantiene la parte de la bola de la articulación firme en la cavidad durante varios meses.

Los cirujanos ortopédicos pediátricos, tratan la displasia de cadera en lactantes y niños, mientras que aquellos cuya DDC pasa desapercibida hasta la edad adulta pueden ser tratados por cirujanos ortopédicos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.