Conoce la vida en los barcos camaroneros

0 255

French Harbour, Roatán

Quizás sean pocas las personas que han tenido la oportunidad de subirse a un barco camaronero. Así que lo primero es saber que estas embarcaciones no tienen nada que ver con un yate turístico, ni con un paseo en lancha.

La vida en el barco tiene un aire distinto y la dinámica es única. Los pescadores son un equipo que funcionan articuladamente y cada uno tiene un rol.

Las vistas desde el barco son hermosas y a veces un grupo de delfines acompaña la travesía. Otros acompañantes son las aves, gaviotas y pelícanos.

Pero para poder emprender el camino de este noble trabajo todo el equipo preparar el barco para obtener las condiciones apropiadas y poder lograr un viaje de pesca satisfactorio.

El gerente administrativo de la compañía Sea Crest Fisheries, Wayland Woods que se dedica a la pesca de camarones y langostas compartió en exclusiva para DIARIO ROATÁN algunos datos importantes sobre el rubro y también historias obtenidas en el trayecto del oficio.

Woods señalaba que los tripulantes en las embarcaciones varían según el objetivo de la pesca, los barcos camarones llevan siete personas y los langosteros llevan 15.

Pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los barcos que se dedican a la pesca de los camarones, que llevan a bordo al capitán, al segundo al mando, al maquinista, al cocinero, al frizero y a los pescadores; en algunas ocasiones el capitán lleva a su esposa para que lo acompañe en el viaje.

LA PESCA

El objetivo principal del viaje es la pesca de camarón. El barco se coloca en posición y el “winche” que es el dispositivo mecánico para levantar y desplazar grandes cargas, empieza a bajar las redes de arrastre, esta operación tarda el tiempo que toma llegar a la profundidad deseada.

Después está el tiempo del arrastre y luego mientras las redes suben se descargan en la cubierta, revelando la captura.

Los horarios en los que se dedican a pescar son de 6:00 pm hasta las 6:00 de la mañana esto según nos compartía mientras nos brindaba un recorrido por su nave el capitán Víctor Arriola del barco pesquero “Sea Crest”.

Estos viajes varían, pero comúnmente se emprenden por cuatro meses y el producto que se va pescando se va descabezando, refrigerando y cada tres semana se envía a tierra firme.

SOBREVIVIR EN ALTA MAR

Como ya les había compartido estos viajes son extensos y en alta mar la forma de vida es completamente distinta.

Sé que se han preguntado ¿De qué manera cocinan o duermen los marino?

Déjenme contarles un poco la forma de vida de ellos, en cuanto a la comida se preparan antes de zarpar con suficiente provisión normalmente llevan granos básicos y mucho plátano también una gran cantidad de agua para beber.
Los horarios de comida son diferentes a los que vivimos en tierra firme, después de las primeras cuatro horas de trabajo ellos toman un receso para alimentarse y luego continúan con la actividad y así sucesivamente.

Para descansar lo hacen por turnos, primero descansa el capitán y para el segundo turno la otra parte de la tripulación.

Para mantenerse limpios en su travesía los marinos se bañan diariamente con agua dulce o salada de acuerdo a su preferencia, normalmente el sitio utilizado para su aseo personal es la cubierta del barco.

En casos de emergencia en alta mar el barco cuenta con chalecos salvavidas, aros salvavidas, lanchas y pistolas de bengala para dar señales de auxilio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.