Conoce el único día en el que la reina Isabel II no se maquilla ella misma

0 110

No es un secreto que la reina Isabel II cuenta con un amplio equipo de personas que trabajan para ella, dentro del palacio. Sin embargo, la soberana de 94 años es muy independiente en otros aspectos, como su arreglo físico, ya que es ella misma quien elige sus looks y se maquilla, salvo un día en especial.

La revista alemana Bunte publicó algunas declaraciones de la estilista Angela Kelly, quien en su libro La otra cara de la moneda: la reina, el tocador y el armario, que salió a la venta hace dos años, habla sobre la apariencia de Isabel II y su afán por no requerir de maquillistas profesionales para sus compromisos reales.

De acuerdo con Kelly, la reina es muy fiel a sus costumbres y por eso prefiere ser ella misma quien se maquilla, aunque realmente tampoco es afín de llevar un maquillaje muy elaborado. Regularmente, usa un poco de rubor y un su labial rosa favorito, es decir, el Beautiful Color Moisturizing Lipstick de Elizabeth Arden, en el tono Pink Vibrations, para todos los días.

Isabel II también se encarga de la elección de los looks que usa en sus apariciones públicas, siempre bajo el consejo de su equipo, pero la reina siempre es quien tiene la última palabra, además de ser la única que puede emitir sobre una crítica buena o mala sobre su vestuario.

A pesar de la determinación de la monarca, hay un solo día en el año que sí permite la intervención de un maquillista profesional, ¿Qué día tan especial es? Cada vez que Isabel II emite el tradicional discurso de Navidad, transmitido en televisión nacional para millones de personas en todo el país, la soberana le confía su maquillaje a Marilyn Widdess.

“Puede que te sorprenda saber que esta es la única ocasión a lo largo del año, en la que su majestad no se maquilla ella misma”, describe Angela en su libro, donde también confesó que la reina le enseñó a pronunciar correctamente.

En cuanto al discurso navideño, la reina de 94 años no solo destaca por la perfección de su maquillaje, sino su refinado inglés y pronunciación. Finalmente, Angela también compartió que no dudó en pedirle consejo en una ocasión y tuvo que pronunciar varias veces la palabra ‘furioso’ para hacerlo de la manera en que, Isabel consideraba correcta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.